Follow by Email

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Año nuevo

Gustav Moreau

Detrás del horizonte los años se adelgazan;
Se alargan y se enfilan para que tú los puedas categorizar:
Pasado-presente-futuro,
El espejo hace su tarea: fabrica olvidos para ordenar esta fila de figuras abstractas.
El tiempo con sus dientes blancos y redondos como perlas
Mastica nuestros abrazos imaginarios,
La luz salpica un espeso líquido de cansancio en tu espalda.

Alisarás los bordes gastados del vestido viejo de tus recuerdos con los dedos blancos de un nuevo año.

sábado, 20 de diciembre de 2014

De silencio en silencio iban nuestras palabras...

Gustav Klimt

En el fondo de nuestras miradas un viento infinito arrastra un solsticio de un verano antiguo;
El dorado hace insoportable el aspecto irreparable de mis presentimientos.
Para sostener mis pestañas, tu voz proyecta fusiles de flores de largas raíces,
Acaso tus párpados a la espera de un equívoco de la luz.

De silencio en silencio iban nuestras palabras hasta encontrarse pequeñas en un hueco del vacío;
Se deshace la presencia de su sonido esmaltado en el borde de nuestro inconsciente.

martes, 16 de diciembre de 2014

Necesidad


Leonora Carrington
 
Y entonces, ¿en qué lugar colgamos aquellos espejos azules que se apagaron en nuestra pared interior?
De nuestros pechos nacen olas negras que arrastran rostros nunca reflejados.

Tus aeroplanos se desvían de la aurora y desembocan sobre todas mis distancias
He ahí una ruta que podría recorrer el dragón mitológico de las horas.

 El ojo se propaga por todas partes para ampliar nuestra visión.

 Los espejos se están evaporando, pero yo tengo necesidad de un rostro sólido y profundo  
Que bese mis cabellos y que le ponga una trampa al dromedario que habita mi inconsciente.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Mitad

Marc Chagall

Antes de que el cielo me abriese todas las distancias
Conocí el mensaje de la orilla interna del mar,
El tiempo asume la forma secreta del agua,
Y se evopora tu aparente sueño de eternidad.
Invisibles, los ojos se cierran en los brazos galantes del origen;
En el cordón de la profundidad se enfilan nuestros rostros
que se acercan y luego se alejan, imitando el movimiento candente del acordeón.
La mitad de aquel sueño recurrente nos hace señas desde el espejo
Con el mismo movimiento repetido y mecánico del reloj que cuelga de la pared descascarada de tu corazón.


miércoles, 3 de diciembre de 2014

Espejos cuelgan de aquellos árboles...


Frida Khalo
 
Espejos cuelgan de aquellos árboles blancos,
Nuestros rostros son frutas que el tiempo ofrece al pasar;

La visión es una flor cuyos pétalos caen y fragmentan nuestro pequeño universo.

El sol pende de la lengua de los segundos
Y con cierta solemnidad hace madurar nuestros más antiguos gestos.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Jamás cesan las lámparas...

Remedios Varo

Jamás cesan las lámparas de ocultar la cáscara de su luz bajo la tierra,
El residuo de su lánguido destello en las raíces de la noche se incrusta;
Se robustece la sensación bajo la supervisión constante de la gravedad.

Al partir apagas las bujías que habitan en mis cabellos;
La senda es apenas un hilo que tensa nuestros extremos.


jueves, 27 de noviembre de 2014

Los dones de la tierra

Max Ernst

Recibe los dones nacarados de la tierra
Sostiene con las raíces de tus manos la fruta dorada,
Hija pródiga del sol;
Confía en el espacio pletórico que se esconde tras el horizonte.
Se cierra la cúpula del cielo en lo más profundo de tu corazón;
Y brotan solidas nubes desde tus brazos,
Con ellas le haces señas al puente nacido en el espejo del equinoccio.

En los corredores del tiempo la tierra espera que tus piedras florezcan
Y que inconsolables de colores le den peso a tus sueños más extraños.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Vamos...

Leonora Carrington

Vamos, acompáñame a las calles semisolitarias de mi ciudad interior;
Nos aproximaremos a la fogata recién nacida,
Parida por la tierra sosegada.

Todas mis huellas, repartidas en jardines y playas, te llaman;
Tus pies son nobles brotes que surgen de una superficie infinita.
Quisiera quebrar la tierra para que surgiera el espejo de la victoria.

Vamos, en mis piernas agonizan los ocasos
Y se despiertan las primaveras;
Bajo las plantas de mis pies los párpados de la vida se abren.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Es tiempo de...

Salvador Dalí

Es tiempo de cerrar todas las puertas
para que el temblor que se ahoga en el umbral del tiempo
vuelva a la quietud clara de los astros en el amanecer.
Es tiempo de abandonar la comodidad incolora de la silla
y asomarse a la ventana de los sueños,
ese cuadrado frágil que te devuelve la memoria del mar
esa fotografía oscura perfumada de distancia y espera.


jueves, 20 de noviembre de 2014

El sueño del Ruiseñor

Pablo Picasso

El pájaro, que desconoce el símbolo y sus puentes abstractos
soñó con la palabra Ruiseñor;
Ahogó el sonido oscuro de la noche para dibujar en el aire los contornos de aquel concepto circular;
El tiempo se comprimió en la extensión redonda de aquella claridad representativa de su propia eternidad.
¡Oh las letras como espejos multiplicando el vuelo!
El ruiseñor abrió los ojos abrazado a su rama, como un naufrago del infinito,
con un nuevo vacío en su ser, con una sensación de abismo profundo en la garganta.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Identidad

 
Rafal Olbinski
 
Sus ojos de pronto se evaporan en busca de una árida eternidad.
Alargué la raíz entumecida de mis manos para podar las malezas oscuras de su corazón,
usted mismo, tal vez, percibió aquellos sueños grises estrellándose en un árbol blanco.
Mire, los brotes son sólo fantasmas que florecieron en la cima de una noche sin retorno;
Los páramos que proyectan sus huesos existen secretamente en mi corazón.
Oh, ¿por qué desembocamos siempre en una primavera que pierde su batalla con el sol?
Usted no es el tiempo, no,
Usted es el tacto de la nieve en el punto más alto de mis sueños;
Es un viento que despeina la alameda solitaria de mis pensamientos.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Colores

Rafal Olbinski

Al pasar, arrojas sutiles navíos que se alejan,
naufragan tus miedos en un mar dorado y admirable.

Tu paracaídas confundió la gravedad con mi silencio decreciente,
caerán tus horas sobre llanuras celestes que en sueños se curvan.

Yo estoy aquí, puliendo la crisálida del tiempo,
Mis alas profetizan pétalos fosforescentes y atemporales
que pintarán el blanco persistente de mis sueños permanentes.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Lámpara de agua

Michael Cheval

Enciendo y apago mi lámpara de agua;
El tiempo es un río en el que se ahogan mis fantasmas.
La luz siguió el camino líquido de la mirada
Y cruzó los bordes elásticos de un océano interior.

Gira la máquina laboriosa de mi lámpara-corazón
Y a través de sus innumerables círculos se muerde la cola la razón;
El pie descalzo en el pedal de las estaciones
Acelera las pulsaciones irregulares del sol.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Texturas

Michael Cheval

Extiende tus sueños dominicales en la llanura,
Déjalos que se apaguen bajo la pálida luz de la mañana.

Los recuerdos se estamparon en la blanca sábana de tus olvidos involuntarios
Instaron a la pupila a fabricar la visión.

Ahora el tacto huye de nuestras manos
Nos obliga a palpar el centro de la sensación.

Anda y quita las innumerables telas que cubren tus pasos
El camino y su áspera textura son un hermoso invento de tu visión.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

Una estatua en pie

Rene Magritte
Una estatua en pie,
Su blancura es una mancha
Que con estupor nos aleja del movimiento;
La mano encontró la paz en la solidez y la forma.
La luz es parida por la piedra fría,
La oscuridad se evapora y luego se condensa,
(Gotas de tinieblas caerán en el cenit de la primavera).
La realización de la claridad en la curvatura de la roca,
La forma en el espacio, refractando el tiempo,
Burlando la velocidad de nuestros propios cambios.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Sembrar el mar...

Rafal Olbinski

Siembra el mar sobre el espejo
Y espera que brote la quietud...
La tempestad vendrá más tarde,
cuando las saladas raíces sean verdad y oscuridad.

El mar recién nacido se abrirá ante tu rostro
Como un capullo;
Y desde el otro lado del óvalo presentirá
Los circulares naufragios que tus pestañas le provocarán.


jueves, 30 de octubre de 2014

Árbol de la vida

Leonora Carrington

El árbol tiene un ojo
con el que observa el desfile sinuoso de las olas del mar,
La visión cae salada sobre un río subterráneo.

Las ramas se posan en las barandas de la distancia
para palpar la textura de un ocaso paralelo;
La boca hecha de corteza se traga a la muerte.

La raíz sueña con la luz y envejece.

Árbol de la vida
Árbol de las horas
Árbol que se renueva sin memoria.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Poema Circular

Marc Chagall

Sobre un disco de cristal gira el recuerdo de la nieve;
Desde mí brota un silencio que transporta un sueño blanco;
Mansas palabras amedrentan el furioso avance de la luz.
La mirada en la cima invisible del horizonte,
Se agiganta la visión del árbol desnudo de la palabra
Luego se desvanece en unos ojos asombrados;
Aunque me oculto en la solides del sol
Alguien avanza a mi lado,
portando en las raíces claras de sus manos:
El disco blanco de la soledad que le he dejado.

lunes, 27 de octubre de 2014

Coleccionista de rosas

Michael Parkes

El coleccionista de rosas
va en busca del dolor,
y entre semillas que germinan en el espejo
toca la espina sangrante.
Toda la humanidad se ha pinchado
el índice derecho,
todos llevamos la marca de la belleza
que en lo más profundo nos hirió.

Basta ya de flores en aeroplanos-murmura
El coleccionista de rosas-las flores en su porción
de polvo,
¡clavadas en su cruz de tierra!

Embrujen al jardín rosas misericordiosas
recapturen la eternidad que se evapora en la fuente,
no dejen de llorar por aquel que las colecciona
y a quién clavan una y otra vez.
¡Oh rosas!-dice aquel
Dadme la llave de la resurrección,
Dadme la llave de sus pétalos muertos,
Dadme la llave del amor que se hunde en mis sueños,
¡dadme la mentira de la luz!
¡dadme la clara conciencia de vuestra frágil sombra!

domingo, 26 de octubre de 2014

Haz que despierten aquellas dormidas lámparas...

Marc Chagall

Haz que despierten aquellas dormidas lámparas
Desmenuza las moléculas de oscuridad que de ellas exhalan.
Fabrica luz en tus párpados y balancéate en la sensación.

Adentro de tu lámpara un ruiseñor inhala el sonido;
A veces las sombras te traen recuerdos que flotan:
Un desfile de estatuas saladas que apuntan hacia el oeste.

Las luciérnagas migratorias ahogaron su luz en la lejanía
Partieron frágilmente el horizonte en dos,
El recuerdo hermoso de su luz diminuta nos hará callar.

lunes, 20 de octubre de 2014

Pensar el viento...

Rafal Olbinski

De nuevo verás migrar
tus sueños despiadados,
Como relucientes trasatlánticos alados
Que jamás han de retornar.

Volveré a pensar el viento
A desatarlo dentro de mí,
Oiré,
Oiré el golpe de las ramas
En mi ventana interior.

El día y su desvelo
Ignoran la suave tempestad de las palabras.
Las frases se desarman en la superficie de los segundos
el tiempo recompone la quimera en el útero del vacío.

La amapola, el ruiseñor, el espejo
y el viento,
son sólo pensamientos
bellas imágenes que huyen de la forma
como vapor en busca de oscuridad.

sábado, 18 de octubre de 2014

Canción del Tiempo y el Espacio

Leonora Carrington

Recostada en un horizonte líquido 
comienzo a desmadejar la distancia, 
he ahí el cielo en constante vigilancia.
En las líneas de tu mano un espejo trizado,
la sucesión es un jardín evaporado.
Abre tu ventana, contempla el espacio nacarado,
tu umbral de tanto esperar esos pies se ha cansado.
De tu pequeño cielo no quiero ser un astro 
ellos sin previo aviso se apagan, no dejan rastro.
El tiempo nos oculta su inmutable rostro de alabastro.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Las primaveras...

Marc Chagall

Todas las primaveras impresas en la memoria frágil de las flores
Cada pétalo es un astro muerto hace siglos

Los recuerdos en hilera desfilan por las calles recién barnizadas por el sol

Esta luz muerde el borde de mi vestido interno
Las flores crecen sobre el agua cristalina que bombea mi corazón

El silencio se hace tibio dentro de la caja que descansa en la chimenea

De la tierra brotan coloridas marionetas dirigidas por los hilos del sol
El tiempo acuna en el horizonte maduras rosas de futuras primaveras

domingo, 12 de octubre de 2014

Preludio

Sabzi

El pájaro escupe exhausto el sonido
mi estrella interna se sincroniza con la sinfonía de sus plumas,
la sordera del reloj, no obstante, me obliga a domesticar la luz azul de su canto.

viernes, 10 de octubre de 2014

El fruto

Paul Gauguin

Se desprende,
Cae el fruto del pasado sobre la alfombra de un blanco silencio.
El tiempo fabrica su movimiento dentro de un árbol que divide el inconsciente.
Se desprende el viento que despeina la memoria,
Cae su semilla interna en el corazón de un prodigioso fantasma.
Ya no tenemos miedo,
Somo los signos intraducibles que se graban al interior del fruto nuevo.


lunes, 6 de octubre de 2014

Los Hermanos Karamazov

Marc Chagall

Tres sillas abandonadas, los hermanos Karamazov:
Dimitri, Iván y Aliosha,
los deseos resbalan por sus piernas de hombres en la catástrofe del amor,
en la búsqueda del padre, del arquetipo masculino originario,
¡Cuánta orfandad entre los hombres hermanos Karamazov!
Habéis nacido del parto del mundo con apenas una certeza:
sobrevivir y buscar.

Dimitri, feroz máscara del lobo herido de los años,
posesivo como un rascacielos con la ciudad,
sombra que navega en una barca-reloj que a la deriva de los siglos se desgrana,
simple y vacío: el hombre que no se comprende y sin embargo busca.

Iván, pasa la espuma por el ojo de la locura, que no es locura 
sino un espejo que refleja el aspecto irreparable de las estatuas de la razón,
Iván no cree en la salvación del hombre, se disgusta con el gran progenitor;
yo desentierro el cielo y con los dedos manchados de tiempo y espacio le pregunto:
¿Quién diseñó como río cósmico nuestros sueños que se entrelazan? ¿Tienes la respuesta?
Pero Iván silencioso espera que sus pensamientos se transformen en otras cosas.

Aliosha, eres la trizadura inabarcable del destino,
te ahogas en la tacita blanca de los sueños del mundo,
invisible, inaccesible a la comprensión
tatuado en la memoria genética de la humanidad con un gesto antiguo e indescifrable;
Aliosha sufres, no entiendes tu abandono,
quieres el fuego de la chimenea para la totalidad,
salvar de la catástrofe del diluvio a los inocentes;
sin embargo, el mundo te corrompe,
te pierde,
y tú huyes, te evaporas, fragmentando el tiempo con tu dolor.

¿No es así hermanos Karamazov?
Cae el tiempo en su pozo de ausencia,
se resbala la sucesión en la superficie de mi vestido blanco,
el destello luminoso de la lluvia os pregunta:
¿Cuál es vuestra Itaca?
¿El padre? ¿La amada siempre distante?
¿El anhelo que jamás ha de saciarse?
El eterno retorno de una pregunta que siempre ha de quedar sin respuesta:
El bastardo de la humanidad oculto en la sombra.

domingo, 5 de octubre de 2014

Sueños dorados

Gustav Klimt

Dorado el sueño de la semilla en el poniente de tus huesos,
brotan delicadas imágenes de tus oídos asustados
y aunque se trastornen las enredaderas en su oscuro territorio
has de trepar por las frágiles paredes de la armadura dorada del sol.

Despierta, la mañana muerde el fruto que cuelga de tu árbol interior
el sol escupe segundos que en tus párpados se apagan.
Flores caníbales se tragan tus sueños amarillos
sus raíces proyectan la osamenta dorada de tus ensoñaciones íntimas.

domingo, 28 de septiembre de 2014

El hilo de Ariadna

Maestro di Tavernelle

Ariadna, suelta el hilo que pende del laboratorio de tus pensamientos
Deja caer las hebras que delatan la inexistencia del laberinto.

Ariadna, ovilla aquella imagen que simula una estrella
Tus astros se embarcan en busca de nuevos mares que te harán zozobrar.

Ariadna, el minotauro y su embestida final despedazan la altura
Infinitos horizontes brotan de sus venas oscuras.

Ariadna, el hilo es un barco que se aleja
Una extensión que mide la distancia entre la vida y la muerte. 

viernes, 26 de septiembre de 2014

El canto de la sucesión

Marc Chagall

Las horas en la caja sin fondo de un vacío blanco,
Escupes la simétrica emoción que te inspiran las flores en su pequeña porción de tierra.
La imagen de un reloj se acomoda en la profundidad de tu memoria,
A lo lejos escuchas el silbido de la sucesión modelando con el movimiento inabarcable de sus labios,
Su canto irreversible.

martes, 23 de septiembre de 2014

Mira los caminos...

Remedios Varo

Mira a los caminos evaporándose en la sobria llanura
Palpa la dispersión de la ruta con el borde interno de tus pestañas.
Las pisadas del tiempo dejan huellas en la manta fría que cubre la lejanía,
Las gotas condensadas del camino se resbalan en el espejo enrarecido de tu corazón.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Vuelan...

Marc Chagall

Vuelan
Vuelan los pétalos fantasmas de un árbol silencioso,
El jardín es un espejo que refleja un sueño sepultado bajo la nieve.
El aire
El aire
Derrota a una mansa oscuridad con su relato disperso.

Cae
Cae conmigo
Sobre los oscuros pétalos que tapizan la memoria blanca de los siglos.

martes, 16 de septiembre de 2014

Cuelgan las miradas

René Magritte
 
 
Cuelgan las miradas de aquellos soñolientos árboles
Cuelgan relucientes
y caen empapando de luminosas visiones la tierra.
Mucho después del ojo vendrá la imagen a derrotar tu mansa oscuridad
Los párpados del ocaso se abrirán hacia adentro
Habrá pestañas enredándose en las galanterías del tiempo
Habrá pupilas atacando las marejadas estáticas de las pesadillas
Caerán nuestras imágenes mentales, derrotadas por la fuerza de gravedad…
 

jueves, 11 de septiembre de 2014

¿Quién?

Remedios Varo

¿Quién conoce nuestro andar de llovizna en primavera?
Vamos postergando las luces, deambulando en medio de pequeñas verdades,
De pequeñas mentiras,
Cansados de las marionetas de neón
Hambrientos de la única luz que amamos
la de aquellos astros lejanos y ausentes,
luminosidad invisible y abstracta
pero tan necesaria como el pan.

¿Quién conoce nuestro destino de luces púrpuras
Alumbrando una canción que nunca logramos atrapar,
Y que sin embargo sólo en sueños escuchamos?
Hermoso es el canto del poeta
Que nos señala el comienzo del jardín
Melancólico y vacío de memorias al mismo tiempo.

¿Quién conoce nuestro destino de marea
que ofrenda y despoja la orilla de las palabras?
Encendamos la vieja lámpara de aceite
Dejemos que ella abra las extrañas puertas de la noche,
Porque tal vez en su umbral mascando el tiempo
Alguien esta blanca distancia, al mar arroja.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Pasan las horas...

Marc Chagall

El reloj está atornillando la sucesión en nuestro olvido,
Se incrustan los días en las ilusas imágenes que decoran las ventanas.
Pasan las horas bajo nuestros sueños que migran
Pasan y se alejan rozando el revés de nuestros párpados
Viaja el tiempo como un reluciente pájaro que líquido se desliza en el viento
Y ensimismado retorna bajo la superficie esmeralda del mar.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Gesto

Max Ernst

La profunda noche es decorada por el tintineo de una luz abstracta
que contra su voluntad posterga la mañana.
Me siento en el balcón de un recóndito paisaje
Y pienso
              Y siento
que sólo soy el suave gesto de una mano invisible

domingo, 31 de agosto de 2014

Recoge el mar...

Rob  Gonsalves

Recoge el mar con tu suspiro despiadado
sincroniza tus sueños con el espíritu manso de su espuma.

Baja de las ramas blancas de tu submarino inmenso
Adentro de ti los peces esperan que tu horizonte se ahogue.

Las olas del mar se equilibran en el trapecio del tiempo
los horas caerán sobre el azar que nos saluda.

jueves, 28 de agosto de 2014

Caerá la noche

Marc Chagall

Caerá la noche para impulsar tu salida del huevo blanco de los recuerdos
Prosperará el asombro bajo la piel amarga de tu almohada
Verás como se evapora el juramento desde la boca de tu máscara laboriosa

Se quebrará la cúpula del tiempo en nuestras palmas vacías

martes, 26 de agosto de 2014

Te asomas

Marc Chagall

Te asomas al pozo donde se gestan mis palabras
Sin pausa alguna, pones tus manos en el borde arrugado de mi pensamiento abstracto;
¿Acaso comprendiste el mensaje que brota de mi armadura de agua?

Eres hermano de la nieve que cae desde los tejados de mi infancia,
Donde un astro es absorbido por la molécula de un árbol abatido,
Tiene que haber un latido seco en el umbral de tu herida permanente,
Un ruido que delate a tu fantasma galante.

domingo, 24 de agosto de 2014

Escondemos la victoria

Max Ernst

Escondemos la victoria bajo la bandera amarga de un envejecido reloj,
La frontera elástica de nuestra patria abstracta deshoja los planetas,
Ahora sé: yo soy el triunfo en una estrella inconsolable del fin del mundo.

La corona de la victoria ha perdido toda su intención circular
se alinean sus perlas y gemas en mi brazos.
Aquí nadie ha olvidado que la derrota es un ojo que cae en una profunda oscuridad.

lunes, 18 de agosto de 2014

Epidermis venidera

Paul Delveaux

¿Me ves estampada bajo la luz oscura
De tu sueño dominical?
¿Puedes verme?
El silencio sube hasta tus arcas
Te empuja hacia el centro mismo de tu corazón;
Estás llegando a la semilla envejecida de tu vuelo,
viajando entre rectos caballos
que te dirigen a la tela que estampará la versión final
de tu rostro,
único entre tantos,
violenta carrera hacia un doméstico reloj.
Mis sueños caen en el mar
Encuentran su destino en la profundidad.
Encendí el mástil al borde de un líquido abismo
¿Pudiste verme?
Si acaso no encontrara
Si acaso me perdiera entre las jarcias que cantan
Si acaso todas las olas negras que naufragan
Vinieran a mi encuentro,
Si mis sueños se ahogaran en la profundidad,
Si sus profecías fallaran;
O si acaso yo perdiera la llave que abre los párpados al mar;
Imagíname en un sueño blanco,
Contémplame bajo un árbol que enciende las estrellas,
Salvaje, ciega y a la luz de todas las lámparas
Epidermis venidera.




miércoles, 13 de agosto de 2014

La maquinaria del ocaso

Leonora Carrington

La tarde enciende su maquinaria irreparable
Sus piezas ajustadas bajo el agua se alargan
Un pájaro inmenso en su interior simula la muerte de un cangrejo

Queriendo imitar al mar el ocaso fabrica peces en el horizonte

También nosotros damos cuerda a nuestros sueños fatigados
Buscamos bajo la almohada el motor del silencio
Fabricamos rostros y gestos en serie bajo nuestros párpados cerrados


lunes, 4 de agosto de 2014

Cumbres Borrascosas

Paul Delveaux

Señorita Emily Bronte 
usted vigila desde su cama las sombras que recorren el espejo,
esta vez no ha de volver la luz que brota líquida de la ventana,
sólo ha de retornar la oscuridad perdida en el armario de una mansa soledad,
Hethcliff y Katherine recorren las páginas de un peligroso abismo.

Usted sabe, no hay amor eterno, 

sólo existe la tarde gris deshojándose en el trapecio del mundo. 

El viento le persigue, y usted, infructuosamente
 intenta huir de sus íntimos deseos,
el cielo se apaga y se encienden los sueños,
Cumbres borrascosas se cansó de representar la pulida tragedia de un amor de mármol
Hethcliff es un títere en manos de su dios gitano.

No hay amor eterno, 

sólo existen signos mágicos clavados en un árbol ajusticiado.

Avanza el viento y muere tímido en las cumbres, 

el  carruaje de las horas se aleja llevando un oscuro personaje que sueña con una morada,
él piensa: el fin del mundo es esta casa extraña. 

domingo, 3 de agosto de 2014

El tiempo es...

René Magritte

El cielo cae entumecido con las horas
La tierra, blanca, lo recibe indiferente.
Las raíces llenas de secretos
en el intersticio de los segundos se delatan.

Cierro los ojos porque la noche me obliga
El tiempo es la sombra de ese árbol imperturbable.

viernes, 1 de agosto de 2014

Abismo

Remedios Varo

Se expande mi silencio sobre el esqueleto del agua
El símbolo se contrae sobre mi piel.
El tic tac de tus palabras en la explanada donde habitan mis fantasmas
Se calla,
El corazón es un abismo que nos separa de la palabra.

martes, 29 de julio de 2014

Recuerda bien

Rafal Olbinski

Un guante acaricia los ribetes de la lejanía recién florecida
Me equilibro en el intersticio de dos perfumados árboles que se cierran
Tu mirada rebota en el umbral que se alarga
Recuerda bien mis dedos sólo fabrican las palabras que el invierno soñó

viernes, 25 de julio de 2014

Eres un sol que en mi eternidad se apaga

Amanecer, Salvador Dalí

Eres un sol que se apaga en una llanura con ventanas redondeadas
Astro que se hace líquido en el balcón de la inercia
Tu espacio de piedra crece como el silencio en las manos de un infinito blanco

Tu luz coloniza una niebla fantasma
Hijo del fulgor de las estrellas
Sueñas con una sombra que jamás te alcanza

Por los alrededores de la noche tu eternidad se reclina
Obediente se entrega a los muros del reloj
¿Acaso lograste cerrar el paso a los lúgubres pájaros del tiempo?

Eres presencia que se apaga en una eternidad incomprensible
Polvo entre las ramas de los astros que de mis manos se escapan
Hunde la luz sus raíces en ti y en lo más profundo de tu oscuridad se adelgazan

martes, 22 de julio de 2014

Mar y orilla

René Magritte

El mar anhelante contempla su orilla perfumada
Y obliga a su corriente más fría a desertar

Los ojos de la profundidad se cierran-se abren
Para olvidar las raíces fantasmas de aquellas embarcaciones de utilería

El tiempo es una capa salada que mutila los sueños de los peces
El fondo quisiera vestirse de eternidad y escupir a sus habitantes fríos

El mar se traga a la orilla con un ademán de tristeza
Añoranza, arena y agua se enredan en los tentáculos del tiempo

martes, 15 de julio de 2014

Los días se alargan...

Leonora Carrington
 

La copa del silencio colmada de sueños extáticos
Mis anhelos como copos blancos caen dentro de ella

Tal vez he saturado al tiempo con mi olvido
Mis palabras apenas rozan la superficie de la copa

Desata la luna dentro de tu pecho y trágate la oscuridad

Alguien fabrica movimientos en un cuarto blanco
Es como una danza de ciegos que tropiezan con mis sueños

La copa derrama la sucesión lentamente
La deja caer sobre la almohada del horizonte que se cierra

Los días se alargan dentro de su recipiente inabarcable
Como un brazo invisible que se extiende para hacerse abrazo circular