Follow by Email

jueves, 27 de noviembre de 2014

Los dones de la tierra

Max Ernst

Recibe los dones nacarados de la tierra
Sostiene con las raíces de tus manos la fruta dorada,
Hija pródiga del sol;
Confía en el espacio pletórico que se esconde tras el horizonte.
Se cierra la cúpula del cielo en lo más profundo de tu corazón;
Y brotan solidas nubes desde tus brazos,
Con ellas le haces señas al puente nacido en el espejo del equinoccio.

En los corredores del tiempo la tierra espera que tus piedras florezcan
Y que inconsolables de colores le den peso a tus sueños más extraños.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Vamos...

Leonora Carrington

Vamos, acompáñame a las calles semisolitarias de mi ciudad interior;
Nos aproximaremos a la fogata recién nacida,
Parida por la tierra sosegada.

Todas mis huellas, repartidas en jardines y playas, te llaman;
Tus pies son nobles brotes que surgen de una superficie infinita.
Quisiera quebrar la tierra para que surgiera el espejo de la victoria.

Vamos, en mis piernas agonizan los ocasos
Y se despiertan las primaveras;
Bajo las plantas de mis pies los párpados de la vida se abren.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Es tiempo de...

Salvador Dalí

Es tiempo de cerrar todas las puertas
para que el temblor que se ahoga en el umbral del tiempo
vuelva a la quietud clara de los astros en el amanecer.
Es tiempo de abandonar la comodidad incolora de la silla
y asomarse a la ventana de los sueños,
ese cuadrado frágil que te devuelve la memoria del mar
esa fotografía oscura perfumada de distancia y espera.


jueves, 20 de noviembre de 2014

El sueño del Ruiseñor

Pablo Picasso

El pájaro, que desconoce el símbolo y sus puentes abstractos
soñó con la palabra Ruiseñor;
Ahogó el sonido oscuro de la noche para dibujar en el aire los contornos de aquel concepto circular;
El tiempo se comprimió en la extensión redonda de aquella claridad representativa de su propia eternidad.
¡Oh las letras como espejos multiplicando el vuelo!
El ruiseñor abrió los ojos abrazado a su rama, como un naufrago del infinito,
con un nuevo vacío en su ser, con una sensación de abismo profundo en la garganta.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Identidad

 
Rafal Olbinski
 
Sus ojos de pronto se evaporan en busca de una árida eternidad.
Alargué la raíz entumecida de mis manos para podar las malezas oscuras de su corazón,
usted mismo, tal vez, percibió aquellos sueños grises estrellándose en un árbol blanco.
Mire, los brotes son sólo fantasmas que florecieron en la cima de una noche sin retorno;
Los páramos que proyectan sus huesos existen secretamente en mi corazón.
Oh, ¿por qué desembocamos siempre en una primavera que pierde su batalla con el sol?
Usted no es el tiempo, no,
Usted es el tacto de la nieve en el punto más alto de mis sueños;
Es un viento que despeina la alameda solitaria de mis pensamientos.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Colores

Rafal Olbinski

Al pasar, arrojas sutiles navíos que se alejan,
naufragan tus miedos en un mar dorado y admirable.

Tu paracaídas confundió la gravedad con mi silencio decreciente,
caerán tus horas sobre llanuras celestes que en sueños se curvan.

Yo estoy aquí, puliendo la crisálida del tiempo,
Mis alas profetizan pétalos fosforescentes y atemporales
que pintarán el blanco persistente de mis sueños permanentes.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Lámpara de agua

Michael Cheval

Enciendo y apago mi lámpara de agua;
El tiempo es un río en el que se ahogan mis fantasmas.
La luz siguió el camino líquido de la mirada
Y cruzó los bordes elásticos de un océano interior.

Gira la máquina laboriosa de mi lámpara-corazón
Y a través de sus innumerables círculos se muerde la cola la razón;
El pie descalzo en el pedal de las estaciones
Acelera las pulsaciones irregulares del sol.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Texturas

Michael Cheval

Extiende tus sueños dominicales en la llanura,
Déjalos que se apaguen bajo la pálida luz de la mañana.

Los recuerdos se estamparon en la blanca sábana de tus olvidos involuntarios
Instaron a la pupila a fabricar la visión.

Ahora el tacto huye de nuestras manos
Nos obliga a palpar el centro de la sensación.

Anda y quita las innumerables telas que cubren tus pasos
El camino y su áspera textura son un hermoso invento de tu visión.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

Una estatua en pie

Rene Magritte
Una estatua en pie,
Su blancura es una mancha
Que con estupor nos aleja del movimiento;
La mano encontró la paz en la solidez y la forma.
La luz es parida por la piedra fría,
La oscuridad se evapora y luego se condensa,
(Gotas de tinieblas caerán en el cenit de la primavera).
La realización de la claridad en la curvatura de la roca,
La forma en el espacio, refractando el tiempo,
Burlando la velocidad de nuestros propios cambios.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Sembrar el mar...

Rafal Olbinski

Siembra el mar sobre el espejo
Y espera que brote la quietud...
La tempestad vendrá más tarde,
cuando las saladas raíces sean verdad y oscuridad.

El mar recién nacido se abrirá ante tu rostro
Como un capullo;
Y desde el otro lado del óvalo presentirá
Los circulares naufragios que tus pestañas le provocarán.