Follow by Email

viernes, 30 de octubre de 2015

Durante un tiempo...

Zhong Yang Huang

Durante un tiempo fuiste una mariposa en los jardines blancos de la soledad,
una criatura habitada por delicados fantasmas de porcelana.
Más tarde, el tiempo preñado de olvidos te arrastró a la cima de un árbol plateado,
te hiciste hoja y apagando tus sueños de salvia tuviste que aprender a caer;
¡Cuanto peso le otorgó la gravedad a tus sueños de muselina clara!
La tierra te guardó en su corazón de alabastros y tus brotes internos gritaron:
¡Dejadme renacer! Dejadme retornar...

domingo, 25 de octubre de 2015

Mar del Plata

Michael Parkes

Me colgué de las pestañas del puente para que el río sus corrientes me susurrara,
sin embargo, este humo disfrazado de agua
es como una película muda que interminablemente se repite en un teatro cuyas miradas son dibujadas por las palabras.
Sólo es el tiempo el que satura mis oídos con sus grandes aletas blancas.
Más tarde, en un sueño el río me cantó como un pájaro triste cuyo vuelo es la tarde entera:
Acaso mi secreto sea la nada oculta bajo espesas cortinas blancas que nos separan.
Mis sueños hacen tristes acrobacias sobre el agua
la luz que emana de ellos es como una lámpara que el río apaga;
las redes del tiempo me engañan y sostienen torpemente mi mirada.
Nubes cargadas de lluvias como espléndidas bañistas sobre el río se lanzan,
salpicando las aguas de oscuridad.
Hilos de plata se evaporan para bordar de tristes flores la montaña.
Mar del Plata, acaso el más oscuro,
sin duda el más brillante,
mi canción se hace más vieja en las sombras que brotan de la pantomima de tus palabras.


martes, 13 de octubre de 2015

Mujer dormida ante el espejo

Pablo Picasso

Cierro los ojos frente al espejo para que las nubes florezcan en mi interior
para que sus semillas etéreas  se hundan en mis entrañas;
me alejo de mis olas negras y caigo en un sueño sin celdas.

Cada sueño es la sombra de un astro interior.

Mi reflejo golpea la puerta de la morada de los peces
y me obliga a soñar con el indómito traductor de las olas del mar.

Mi espejo es el párpado de una estrella lejana.

sábado, 3 de octubre de 2015

Vampire song

Michael Cheval

Juraste recomponer la oscuridad con las cenizas de aquellas algas que brotaron de la profundidad,
sin embargo, la luz quemó tus antiguas ensoñaciones fantasmagóricas y la sombra se ahogó en tu corazón.
Te escondes bajo la máscara de los peces, apretando en el borde de tu piel la sensibilidad.
Tus raíces líquidas suavemente me rozan, y se extienden como brazos en busca de distantes y seductoras marionetas del mar.
Arena en las arenas del tiempo que de tus pestañas se escapa, ¿por dónde, en qué sitio tu hermosa luz ha de retornar?
Tus colmillos se incrustan en la superficie de las olas, en un infinito roer de la espera en espiral;
Líquida criatura, fabricas falsas tinieblas en tu laboratorio-profundidad,
acaso los peces descansen de tus palabras cuidadosamente ideadas para morder y arrebatar, ¿qué será?
Los residuos de tus sueños como olas van y vienen, en un vaivén decorado por inolvidables gaviotas de encaje y sal;
Pero tú sabes que el mar sólo devuelve cruces y estacas de arena,
y nunca aquel tiempo que maduraba en los inmemoriales árboles de tu infancia,
aquello que tus fríos dedos desean inútilmente recapturar.

jueves, 1 de octubre de 2015

Tus sueños se evaporan...

Francois Boucher

Hermosos sueños penden del vapor de tu mirada,
el sol aspira las imágenes que fabricas en tu jaula interior.

Yo vi un tren de ventanas de agua cayendo desde tus pestañas
sus carros llevaban las torres oscuras de tu infancia.

La piel no consigue aprisionar todas esas postales animadas de oro y plata,
ellas se alejan, se evaporan, en busca de otras almas.