Follow by Email

sábado, 9 de diciembre de 2017

Adios


Adiós a los barcos hundidos que buscan tu corazón perdido

A dios el retorno que no retorna,
A dios la tristeza del círculo que nunca cierra,

Adiós a la linterna colgada en el sueño
Adiós al príncipe Hamlet y la pesadilla de su calavera

A dios los bastos, las copas y su rueda,

Adiós a las rocas que no dan rosas
Adiós al que nada te dio al que te espera

Adiós a dios y a sus estrellas.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Guerra y paz


¡Entrad triunfantes, la corona de la victoria se cierne
sobre vuestras cabezas!
Tú soldado, eres el eterno brazo del sol,
la amarga música de la noche adormece todos tus sueños caídos,
¿Dónde se esconden las palabras de la muerte?
¿Dónde pusiste tu ojo cazador?
¿Acaso fue en la sombra silenciosa de tu oponente?
¡Entrad! ¡pisad! ¡pisad todos esas memorias desangradas!
Muchachas tristes deambulan en tus jardines
y los fantasmas preguntan por ti.
Que amarga la victoria,
conozco bien el sonido negro de tus campanas
proyectando siluetas en nuestras mentes;
No cantes victoria, el tiempo ha de vencerte soldado,
Un día volverás la mirada a la ventana y comprobarás
que todas las flores se han ido.
¡Entrad triunfantes! el invierno ha cambiado de vereda,
¡Abrid los ojos vencedores!
Estamos todos muertos.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Te conocí antes


Te conocía desde antes,
mucho antes del ojo,
Pero no bajo la forma de una imagen,
sino más bien como texto;
Eres el personaje de un libro que leí en un sueño,
sobre un tren que se deslizaba suave entre la niebla
Directo al olvido, en un viaje sin retorno.

domingo, 19 de noviembre de 2017

El pensamiento del Banquero


Nadie ha visto a las estrellas morir en el firmamento
Tampoco hemos contemplado su anunciado nacimiento,
Los humanos sólo perciben la fuerza de gravedad
y su peso incontrolable;
Acaso desdeñan el difuso y lejano firmamento;

El banquero acomodó el crucifijo y miró las baldosas manchadas
Nada oscurece sus claros párpados apuntando un horizonte rectangular,
Sus manos suaves mueven los hilos de sus muñecos subterráneos,
Su historia se fabrica entre monedas sucias y sin memoria
y en los libros escolares se estampa.

Que terrible son las estrellas-murmura,
dándole cuerda a sus infatigables ojos azules 
 -ellas escupen extraños pensamientos
con su dilatada e inalcanzable luminosidad.
¡Reniego de vosotras y de vuestro encendido poderío!

Este pensamiento abrigó la indecorosa y abrillantada cabeza calva
del banquero, mientras arruga su respingada y delicada nariz inglesa.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Real


Eres real
Real como una sombra madura
que de un árbol recién nacido cae,
sólidos tus sueños brotan de tu pedestal
¿Ser o no ser?
¡Lanza la moneda de la soledad!
¿Ser, o no, ser?
El camino en tu espejo se bifurca
Estás?
Si! estás presente en el espacio inabarcable del ahora.
Me miras desde tu caleidoscopio celeste,
mi espalda apenas es un horizonte para tu pestañas de sol,
por cierto insostenible mis palabras.
Soy real, no soy perfecta como los fantasmas,
movimiento idéntico al tuyo,
sinónimo del tiempo.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Imágenes


Se enciende el ojo para atrapar los últimos recuerdos,
las imágenes me han de llevar a tu trama triangular
cuya punta se bebe antiguos ocasos que no volverán.

La niebla empuja tus más oscuros presentimientos
que presurosos ascienden por mi escalera interna
para alcanzar mi abismo circular.

Tus fantasmas caen sobre mi cuerpo
arrinconados por el tiempo
y urden secretos en el centro de mi corazón.


domingo, 29 de octubre de 2017

Lo que quise


Un poco de azúcar en la superficie de la ventana
Al borde del ocaso,
Para endulzar la áspera espera;
Y que la memoria de mi padre permaneciera,
Al menos unos años más en la leñera;
Pero no, su mente se aleja en busca de un río,
Una masa de agua seca se lo lleva.