Follow by Email

domingo, 30 de marzo de 2014

Aún escuchamos al viento

Max Ernst

Aún escuchamos al viento nocturno
atascado en la memoria de los árboles,
la silueta del movimiento abrazando nuestro oído interno.
Aún se enreda nuestro pensamiento en los desechos
de la tempestad.
Nos equilibramos sobre la línea de un horizonte imaginario
Sobre aquella lejanía que guarda el recuerdo del viento y el mar.

viernes, 28 de marzo de 2014

El tiempo se ha tornado afectuoso

Michael Cheval

En la comarca del desvelo todos se han dormido,
En el país de los soñadores todos han abierto los ojos,
Alguien ha cambiado el farol solitario de la tierra,
por el vientre siempre abierto del cielo.
Hasta ayer sólo ansiabas retornar,  
volver entre dormidas y pretenciosas serpientes,
Sin embargo,
Hoy sólo quieres abrazar el ancla perfumada del presente en el espejo;
ponerle un escudo a los sueños venideros.
El que se perdió en las montañas
Hoy se encuentra en el mar.
La tortuga se arrastra sobre su desgastado caparazón
Y acelera el tiempo escondido en las cavernas milenarias.
El tiempo se hace afectuoso e invierte su reloj de arena:
Para que unos puedan volver a soñar
Para que otros quieran despertar.

jueves, 27 de marzo de 2014

El miedo

Frits Dang

El miedo es una fortaleza que vuelve fría tus murallas internas
Atornillaste la armadura en el bolsillo de tu pantalón
Te escondiste de las cortezas ajenas
Para que la intención de las pupilas
 Resbalara en la pendiente de tu temor
El tiempo burlón se acomoda en tu ventana
Y te pregunta: ¿me has reconocido en la memoria del otoño?
Las murallas  ajenas todavía te llaman
A la hora en que los relojes
Ahuyentan la brisa con un grito seco.

lunes, 24 de marzo de 2014

Muralla de palabras

Remedios Varo

Levanto una muralla vegetal e insumisa con mis palabras
uno a uno los ladrillos dividen la eternidad fría y despoblada;
Tan sólo el otoño para anclar esta altura que canta.
Sobre la muralla se evaporan mis alas
y en la cima, la soledad, vacía y blanca, me da la espalda.

martes, 18 de marzo de 2014

Pregunta

Michael Cheval

Te preguntaría por la longitud de tus sueños insumisos
por la estatua que con paciencia  espera tu naufragio para nacer
Te preguntaría si acaso el estrecho pozo interior de tu eternidad se ha secado
si tu herida resbala por la pendiente del amanecer 
Las cuatro paredes me interrogan
¿Eras tú, fuiste tú quien soplo a mi oído aquella noche en un sueño blanco?
He de decirte que eres el pedestal que sostiene las ruinas del tiempo,
Y que, bajo todas las sombras de las mujeres que he sido
Fluye el río de tus pasos

sábado, 15 de marzo de 2014

Pompeya

Fresco de Pompeya

Bajo los espectros de las flores de Pompeya
un ruiseñor escupe el fuego fantasma del volcán,
el incendio hunde sus raíces en el mar para olvidar
el calor ciego y amargo del cielo recién nacido.
Ahí van las estatuas corriendo,
el alma del escultor se asoma desde las cenizas
para contemplar,
la muerte de las palabras en el fuego
mientras se ahoga la protesta interminable de las columnas
y sus insaciables murallas.

miércoles, 12 de marzo de 2014

El laberinto

El centro del laberinto, Rafal Olbinski

Desde una esquina del mundo Ariadna hila su ovillo con hojas de otoño
Sus manos atrapan la luz que muere en cada una de ellas,
Las mezcla con objetos que viven en su interior:
Ruedas, rieles, balcones brillantes, lagartos asustados
Teje y desteje su ovillo de espejos como una larga plegaria.

Me consuela la voz del agua
Es como un silencio poblado de voces de otro siglo
¿padre,  por qué el cielo del desierto se incendia
quemando la coronilla del Minotauro?

Ariadna, sabe y por eso no entra en el laberinto,
Sabe que el minotauro es una avalancha de recuerdos
Un mar de meteoros mentales que embisten a todo aquel
Que penetra en él,
Ella prefiere tirar de su hilito dorado,
Recobrar cuando es debido el otro extremo,

Teseo busca un mar más azul que el cielo,
Teseo nunca sale del laberinto, he ahí su cielo,
¿a quién pertenece  y de donde ha venido la mano que corona?
¿Quién le  conduce a esta isla que es cómo un sueño blanco?
Él es un ojo que acecha el cristal.

Ariadna cree que la suerte es avara,
Se sienta en el balcón de su isla,
Se inventa luces, enciende todas las lámparas del desierto
Recupera su ovillo y lo vuelve a perder,
Hace de la memoria del laberinto una montaña de cenizas.


lunes, 10 de marzo de 2014

El lirio

Zhon Yang Huang

El lirio se abraza al viento nocturno,
sus pétalos se alargan al contacto
de la caricia invisible,

Con tu aliento de pájaro naufrago y sediento de eternidad
 enciendes la fuente circular.

El lirio se torna pálido al contacto
del viento nocturno,
se encierra en su planeta de temor.

¿De qué sirve el amor con su extraña transparencia abstracta?
ya no podré estar sola en mi espejo- jardín.

Las flores se sorprenden
con la blanquecina osadía del lirio,
el jardín se cubre con un velo de moraleja.

El viento ya no quiere ser viento,
quiere estarse quieto, ingrávido en mi pálido jardín.

El viento lleno de pavor sueña con el lirio en las cumbres
sigiloso en las noches desciende y acaricia al lirio
como el náufrago a su tabla.

sábado, 8 de marzo de 2014

Soldado del tiempo

Rene Magritte

Vigilas el mar para que el infinito no se escape de tu pecho
para que los segundos se acomoden en tu celda de estrellas
Regresarás
Volverás al tiempo en el que los relojes caían de los árboles
A la época en que tu espalda improvisaba un silencio perfecto
En tu bosque imaginario las olas se adelgazan
Golpean la eternidad del cielo que olvidaste
¿Fue la espalda del pasado la que te obligó a desertar
como un soldado del tiempo?

miércoles, 5 de marzo de 2014

El árbol dorado de la palabra

Remedios Varo

La palabra es la llave que abre la recamara del mar,
Sólo el símbolo nos ha de permitir nadar en el sueño profundo,
Me inclino,
Me inclino en los significados que se alargan;
Me asomo al abismo oculto de las palabras.
Cuando tus pies anden por la sombra de todas las montañas
Y mi rostro en tu mente sea sólo una parábola,
Recuerda mis palabras como lámparas o faros;
Estrellas definitivas y distantes.
Yo estaré en la otra orilla del símbolo
Tejiendo y destejiendo letras con una hebra brillante
Abrazada a la vegetación deslumbrante de la luz,
con la medalla de los hijos del sol
De aquellos que no nos bajamos del árbol dorado de la palabra.

sábado, 1 de marzo de 2014

Imagina

Imagine, Michael Cheval

Imagina a la noche derramada como vino sobre el mantel del mar furioso
a la rabia de las olas encarnándose en la orilla
imagina la silueta de los siglos sobre tus brazos cansados

Cierra los ojos para rociar tus sueños sobre la alfombra
imagina a la lluvia cayendo como clavos asustados sobre las manos de la madrugada
piensa a las flores de la luna danzando incómodas sobre tu bahía

Imagina el nacimiento de aquel fantasma sobre tu sábana
parido por una imagen que se escapa de tu oído
piensa al guardián del misterio haciendo un daguerrotipo del tiempo