Follow by Email

sábado, 28 de septiembre de 2013

Dánae y la lluvia de oro

Dánae, Gustave Klimt 

Dánae cerró los ojos para escuchar
 La caída de las monedas de agua
A lo lejos
Sobre el mar- se escuchaba a la luna deslizarse

Atada a la luz abrazó un corazón fantasma

La cabeza inclinada en el interior
Seducida por el resplandor de unas gotas de agua
Había algo de luz en el recuerdo de las horas
Quemándose en la chimenea

Un pájaro en pleno vuelo le anunció el camino
Las monedas de oro eran sueños estampados de flores
Que caían, caían
Sobre el mar -aún se escucha a la luna deslizarse


jueves, 26 de septiembre de 2013

Ariadna, la corona y el laberinto

Tintoretto, Baco y Ariadna

En la noche gaseosa de los sueños la corona de Ariadna se enciende,
Recuerdos gloriosos se desprenden de sus ojos y ascienden hacia esta luz,
Cómo toda extensión circular de la claridad el esplendor de la corona se busca a sí mismo,

Has que brille un momento
Apoya tu cabeza en mis rodillas y entremos en la resplandeciente oscuridad de los siglos

La noche no morirá esta noche,
el viento sinuoso y tibio se desmoldará de su esfera
y alargará el paso de las arenas en el recipiente del reloj,

El laberinto es un espejo que cuelga de la noche más larga del año
¿Por qué el cielo del desierto se incendia y quema la coronilla del Minotauro?

A través de las horas Ariadna reposa en una sensación sin nostalgia, sin ansia arremolinada,
El aliento de los sueños sale expulsado por la puerta cósmica en busca de nuevos presagios,
Ariadna puede sentir una mano alargada de un amante que no puede ver,
Dedos y palma que son escupidos desde sus mismas entrañas, esta mano invisible la corona.


miércoles, 25 de septiembre de 2013

La caja de Pandora

La caja de Pandora, John William Waterhouse

Pandora sobre el agua que se evapora
La mirada tendida en el fondo de su caja

De cada verdad crecieron libélulas asustadas
Un misterio es una gotera que cae sobre la vida
                                  
Duerme a tus estrellas furiosas
Ellas brillarán con los ojos cerrados
Caerán como hojas desde los árboles maduros

Tu caja suena como un reloj marchito
Cada sombra es un día que no ha de retornar
Tras la niebla tu rostro es una estalactita

De la caja no brota el sonido de la victoria
Sólo un silencio que busca secarse bajo el sol

La primera mujer se apagó en el mar
Su caja fatigada gotea un falso misterio


martes, 24 de septiembre de 2013

Allí

Michael Parkes

Allí el pensamiento se evapora
la mirada se hace líquida
y el horizonte es un espejo que te iguala con la lejanía

Allí  el destino es un teatro
las marionetas cuelgan como frutos de los árboles
y los pies sin su rostro recorren los oasis

Allí donde los pensamientos son sillas
las imágenes vaporosas  te sostienen
y de las manos brotan sueños nómadas

Allí bajaban lentamente los pájaros
sus nidos escondidos en los sombreros
y las plumas escribiendo sus palabras en el cielo de la noche

domingo, 22 de septiembre de 2013

Septiembre

Concerti Vivaldi, Michael Parkes

El jardín cae en el pozo de la madrugada
El árbol de magnolio hace su viaje desde el centro de la tierra

Las luces tan majestuosas sobre las inmaculadas hojas
Se apartan

Las horas envejecen contemplándose en el espejo interno de las rosas
Se alargan

Hay espera de tempestad en este lugar
La nieve es una sombra que se aleja pero que ha de retornar

El verdor se desliza por la superficie de nuestros sueños
Se desliza y nos hace olvidar la fuerza de gravedad

jueves, 19 de septiembre de 2013

Las manos del reloj

El malabarista, Marc Chagall

No quiero las manos del reloj ordenando los recuerdos en el desván
Tampoco deseo la parsimonia de las estrellas bajo el agua
Deseo el ocaso quebrándose detrás de la cortina
                                      Un velero sobre el cielo de mi ciudad natal

Apaga tu silencio
Las flores bostezan en su porción de tierra
Las manos despiadadas del reloj aún te buscan
El espejo emite su tic tac despiado
                                                     ¿Lo oyes?

martes, 17 de septiembre de 2013

Pensamientos del poeta

El poeta acostado, Marc Chagall

Los astros bailando sobre la superficie de un pálido lago
                                La cáscara del agua mordiéndole los pies a la luna
El cielo queriendo recordar
La tierra amasando el olvido de las flores

El submarino entregado a su anhelo de orilla blanca
Queriendo escupir el mar sobre el desierto
                                 La arena dándole la espalda a la eternidad
Queriendo ser finita para los ojos semicerrados del cielo

Tus pensamientos descienden de un viejo aeroplano
Y van a caer en la noche
                                    que a diario
                                                y en silencio
                                                             cava el mar

lunes, 16 de septiembre de 2013

El despertar

Primavera, Michael Parkes

¿Con qué convicción la rosa dormida en el invierno blanco
recuerda su primer brote?
¿Cuándo sus ojos se cerraron?
¿Cuándo sus pétalos volverán?
Entibia el sol invernal sus raíces temerosas,
junta todas sus fuerzas la tierra para hacerla retornar.

La rosa no sabe que es rosa,
desconoce también el color de la sangre que brota de su espina,
Sin embargo, en la época de la lluvia, del despojo de sus pétalos
y hojas,
En el tiempo en que todo muere, ella sabe que fue y que será.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Hallazgo

Hallazgo, Remedios Varo

Me buscas,
Me miras de soslayo
Mides la métrica difusa de mis palabras.

Te sumerges en mi profundidad

Pero también podrías reconocer mi superficie
Explorar mi orilla,
Tal vez encuentres gemas y conchas de nácar

La botella y su mensaje de esperanza.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Mirada

Descubrimiento del geólogo, Remedios Varo

No volverán las balas de nieve
Ellas congelaron cada rayo de luz

Un hombre envuelve una tristeza en blanco y negro
Un día fue el traductor de la cosecha lejana

Sus lentes le sobrevivieron
Y cuando subía la montaña estiró la verdad
(Aferrado a una orilla de hombres de greda)

La mirada sobrevivió al hombre
Y fue a estrellarse en la ciudad
(Cuyas luces aún bajo el puente agonizan)

No volverán las barcas
Ellas naufragaron en un océano trizado

Un hombre se hace mar
Y se cuela por el agujero del cristal que le sobrevive 

martes, 10 de septiembre de 2013

El banquero

Banqueros en acción, Remedios Varo

Nadie ha visto a las estrellas morir en el firmamento
Tampoco hemos contemplado su anunciado nacimiento,
Los hombres sólo aman la fuerza de gravedad,
desdeñan el difuso y lejano firmamento;

El banquero acomodó el crucifijo y miró las baldosas manchadas
Nada aja sus claros párpados apuntando un horizonte subterráneo
Las manos suaves dándole cuerda al reloj
La historia entre monedas sucias y sin memoria

Que terrible son las estrellas-murmura el banquero,
dándole cuerda a sus ojos-ellas escupen extraños pensamientos
con su dilatada e inalcanzable luminosidad.
 ¡Reniego de vosotras y de vuestro encendido poderío!

Este pensamiento abrigó la indecorosa y abrillantada cabeza calva

del banquero, mientras arruga su respingada y delicada nariz inglesa.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Cae la luz, cae la sombra

Lord Frederic Leighton

CAE
cae el tiempo en su adornado anfiteatro
caigo yo en el receloso poniente
enmarcado en mi ventana.
Caer, ¡Oh si, caer en el vertiginoso horizonte
de los deseos!
cae la luz,
cae la sombra
caen sobre antiguas y renovadas noches claras
¿Puedes oírles?
¿Sientes a la clepsidra y su goteo de luces y sombras en lo más profundo de tu corazón?


viernes, 6 de septiembre de 2013

Va-por...

Anke Merzbach

Va- por la llanura
Apaga el resplandor que desangra la lejanía
Cielos cortados se inclinan a besar la dispersión

El viento separa las moléculas de tus ojos

Va-por las calles ensimismadas
Deshace los umbrales
Va-por la trizadura del espejo roto en la memoria

En la orilla estoy esperando que la ola caiga sobre si misma
Y separe sus moléculas
Para seguir los pasos de su sombra evaporada



jueves, 5 de septiembre de 2013

Andrómeda y Perseo

Perseo se enfrenta al monstruo marino, Burne-Jones

La cadena de Andrómeda era un reloj que se extendía sobre el mar
Pegada a la muralla del horizonte ella esperaba
La bestia marina era la sombra de un olvido involuntario
Tenía yo un profundo mirar sobre las olas invertidas
Los pies encadenados a un viejo tic tac
He aquí la muerte de una estrella que herida cae sobre el mar

Perseo la tierra es un astro que cae
Tus sandalias aladas son dos dirigibles en busca de eternidad
Una línea de tiempo es tu cuerpo extendido en la tierra de los sueños
Te ví atada a la roca, dibujando un equinoccio sobre el mar
Las raíces de tus pies eran bombillas eléctricas
Que en la oscura profundidad me hicieron señas

Para el descanso de los peces Andrómeda fue liberada
Perseo despertó a la roca de sus sueños

Mar, tiempo y sal volvieron a ser espejo

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Abraza

Jack Vettriano

Abraza la oscuridad de los siglos
Que el farol de tu carne se encienda sobre el mar

La pianola ha resucitado el silencio
                        El árbol que habita dentro de ella
Es el que canta

¿Has visto como la recamara del mar se ha vaciado?

Abraza el gesto de aquella estatua ciega
Busca la memoria evaporada que de ella emana.

martes, 3 de septiembre de 2013

La reina de corazones

Rafal Olbinski, Don Giovanni

Saluda
            La mano se confunde con la jugada
Florecen los corazones en el centro del agua
Cada latido es una noche que se apaga

La reina de corazones
                                   O de aeroplanos
Asciende, madura, se enciende
Vuela en torno al sol evaporado

Tenía yo un corazón en la bañera
Entre las ondulaciones del agua
Ahogó su tic-tac

Abre
        El paracaídas y cae en la mesa
Los jugadores hacen su acrobacia
Separan el espacio de las partículas de tu corona

He aquí tu carta
                           O puerta o esfera
Diluida la victoria en el café
Revolviendo los corazones con las espadas

Tenía yo un corazón en la bañera
Entre las ondulaciones del agua
Ahogó su tic-tac




lunes, 2 de septiembre de 2013

Viaje nocturno

Compañeras de Viaje, Augustus Egg

Tomar un tren en el andén de los sueños
                  Evaporar las distancias con los ojos cerrados.

Te confunde el silencio disfrazado de ruido monótono,
                 Tu compañero de viaje es un espejo que te devela.

Algunos de tus pensamientos se van a pegar en la ventana;
                La cual se hace más líquida con la llegada del amanecer.

No estás en la estación aún,
Sin embargo, el tic tac de su reloj te despierta

La luz de la mañana ha detenido la marcha.                                             

domingo, 1 de septiembre de 2013

Pigmalión y Galatea

Pigmalión y Galatea, Jean León Gero

El polvo de sus dedos fue a pegarse en las paredes de su corazón,
modeló los astros lejanos y le puso rostro al silencio.
Pigmalión donó sus huesos a la imagen que brotó de su sueño dominical
Y yo os digo espectadores de la belleza: las estatuas caen del cielo,
Directo a mis manos,
Sobre el mar se pasea todo aquello que he anhelado.

Su estatua derribó ciudades futuras
y honró a los bosques lejanos,
sus labios fríos susurraron secretos que se evaporaron
Mis manos de mármol trepan por un infinito que se desarma,
Las estrellas fueron esculpidas por un hombre solitario,
¡Despierta Pigmalión, modela en mí los prodigios de la carne!

Hombre y estatua soñando un origen
creando una verdad de mármol
modelando una lejanía legendaria.
Crecerán árboles por cada una de las criaturas que surjan de tu manos
Poblarás el universo de sueños hermosos
Tus estatuas abrirán los ojos y la luz que emanará de ellos derretirá tus nieves eternas.