Follow by Email

miércoles, 29 de agosto de 2012

Sombras del desierto


Aliosha Karamazov ¡como hay sombras hoy en el desierto!
Ellas se inclinan en el pozo de los deseos y me invocan,
¡que desazón, qué camino inútil sombras que he olvidado!
Tendida en la arena he de levantarme sin mirar hacia atrás,
Querido Aliosha, sé que tú también has llorado de colmado hastío,
¿Qué hemos de hacer con las sombras?
¿A dónde hemos de ir ahora que abrimos las puertas de aquellos astros luminosos?
Aliosha derriba las sombras que hacen de mi una estatua blanca,
Anhelo los espacios claros del amor,
La pequeña madrugada que contiene toda la vida,
¡No quiero ser el espejo de un anhelo que es como un palco!
Aliosha he de encender todas las luces del cosmos
¿pero quién ha de señalarme la vida en carne y no en sueño que
                                                                           d
                                                                               e
                                                                                   s
                                                                                      v
                                                                                          a
                                                                                              n
                                                                                                 e
                                                                                                    c
                                                                                                       e?
    

domingo, 26 de agosto de 2012

Canción de arena



¿Dónde está la sangre luminosas de aquellos que murieron descalzos y con el pecho roto?
Sus voces silenciadas aún sueñan con el desierto redentor;
Yo miro esta inmensidad dorada desde siempre,
Acomodando en perfecta armonía sol, dunas y la sombra del único árbol que me adorna,
¿Con qué habré de amplificar el canto de las dunas?
Grano a grano, polvo a polvo,
 Encuentro de lo indivisible:
El canto mágico de las dunas;
Con humilde paciencia me siento a escuchar,
Y espero que se produzca el encuentro entre el grano que descansa en mi pelo
Y el que acaricia tu frente,
Sencilla y dulce melodía,
Miel dorada para tanto maleficio en estos días de turbulencia.

En el borde del desierto: el bosque,
En el borde del bosque: el cielo;
Está canción de arena busca ascender
Y dibujar una cruz en el silencio,
Acaso sea el fin de los tiempos
Y hemos de cambiar monedas gastadas por granos de oro,
El mundo está triste, los bosques despoblados,
Las ciudades en llamas,
 las abejas han huido al desierto, no hay miel en ninguna mesa,
Los vapores descienden al subsuelo,
Y es más fácil hundirse en la urbe que en el agua,
Sin embargo, de la luz fría de la lámpara, surge la luz envejecida del desierto,
Vellón de oro de la redención,
Debéis de dirigir vuestros pasos al misterio dorado:
El canto de las dunas ha de guiarles. 

viernes, 24 de agosto de 2012

Tempestad


En medio de la tormenta
el tiempo teje la tranquilidad en una gota de agua;
En el borde de la tempestad
 la blanca semilla de la paz
 busca germinar.

Después de la tormenta viene la calma
¡Pero yo te adoro tempestad!
Sólo puedo oír el eco oscuro de tu canto
Nunca fui más hermosa que en tu centro y en tu furia

jueves, 23 de agosto de 2012

Vieja mano invisible



Se acabaron las jugadas vieja mano invisible,
No hay jaque que pueda reunirnos en una tarde de invierno,
Un sol pálido y ajeno como un guante penetra en mi ventana,
Y después de todo eres feliz con tus castillos de arena,
Con la primavera de hace siglos,
Con la voluntad de deshacerte del reloj de pulsera.

No quiero palabras enredadas en mi pelo,
Tal vez logre despojarme de la extraña luz de estos versos.


La tierra rebosante estira sus brazos con nosotros en su regazo,
Me despojo de este círculo y cruzo una puerta.
Ya no hay jugada que hacer vieja mano invisible,
Sólo hay un puerto en el mar de tus sueños
Donde una mano pequeña se despide en un adiós interminable. 

martes, 21 de agosto de 2012

Vieja lámpara



Aquella lámpara se ha derrumbado en medio del océano,
De su luz ya no queda sino un pequeño suspiro transparente,
He ahí el destino de su hermoso resplandor dorado,
¿Cuándo has de volver chorro brillante de mar lejano?
¿Por qué me abandonas en esta ciudad oscura de neones y luces falsas?
te has derrumbado vieja lámpara de aceite,
tus restos reposan entre naufragios y corales,
aquel último resplandor iluminó el secreto del mar.
¿Acaso nadie podrá redimir tu esquiva luminosidad?

vieja lámpara de aceite te has hundido feliz, triunfante,
 cansada de la oscuridad,
fatigada de ser prendida y apagada por manos mezquinas.
Ya no has de delatar a la curiosa Psique,
Desapareces,
te apagas trémula,
Silenciosa,
Abrazada a la oscuridad…

lunes, 20 de agosto de 2012

Gesto



Un gesto,
Un toque con un guante de seda blanco,
Un dedo sin memoria que desencadena la caída de todo el dominó,
El tiempo rehace el silencio luego de un acto involuntario;
No sabíamos que la lluvia se precipitaría producto del grito,
Tampoco sospechamos que nuestra sangre se grabaría en la
piel de toda la humanidad.
Un toque con la conciencia adormecida y
 el bosque  dormido abrirá sus ojos
cerrados por la hiedra fantasmal.
El submarino no sabe de puentes y caminos
Busca la estrella luminosa en la inmensidad del mar,
Sin embargo, su ondulante movimiento engendra la tempestad
Que precipitará el cambio en una orilla distante

Donde un rumoroso movimiento
Precipitará
                 Una suave
                                 Caída a la eternidad          

viernes, 17 de agosto de 2012

No es cuestión



No es cuestión sólo de olvidar
Y crear caleidoscopios en los espejos,
Debemos enterrar nuestros recuerdos
Para volverlos a recuperar en el baúl de nuestros abuelos.
No es cuestión de componer las flores y dejarlas iluminar,
Ni de cortar todos los horizontes olvidados;
Una melodía del siglo XIX, me sigue a todas partes,
Y no hay eternidad en una postal deslucida,
Sólo el desmoronarse repentino de una lámpara oxidada.
¿Cuán hermosa puede ser una hoja desprendida de un árbol milenario?
¿Acaso eso es lo que somos?

No es cuestión de coleccionar palabras, porque sí,
Lámpara, luz, tormenta, espejo.
Debemos aprisionar el gesto que nos entrega cada verso,
El espíritu que desborda el corazón de cada palabra;
Pues eso somos, un vértice, un espejo encantado,
El destino último de cada frase que construimos.
Y por eso este brillo, y por eso la luna dormida en nuestras manos.
Aprisionemos la eternidad en estas
P a l a b r a s.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Mirada



Me buscas,
Me miras de soslayo
Mides la métrica difusa de mis palabras.

Te sumerges en mi profundidad

Pero también podrías reconocer mi superficie
Explorar mi orilla,
Tal vez encuentres gemas y conchas de nácar

La botella y su mensaje de esperanza.

martes, 14 de agosto de 2012

Internarse en un sueño claro

Te internas en el bosque sagrado,
la noche se dispersa y los espejos se apagan,
¿Qué harás con la llave que abre la puerta de los sueños?
¿La perderás heroicamente para no ver las facciones que tejen y destejen las Hades?
Flores azules, da igual,
Los colores no configuran estos pensamientos,
Son sólo sombras en el bosque,
Imágenes opacas de habitantes sin memoria,
fantasmas que te guían lentamente entre los árboles;
Se diría que estas ramas tienen vida: te indican el camino.

Los sueños tienen más realidad que la sucesión de meses, días, horas.
Hicimos mal en apagar la lámpara del inconsciente,
Sólo ella ilumina la figura que nunca seremos.
Psique no resiste: abre la caja de oro,
Se apaga la luz del mundo,
Esto era el vellón de oro:
Cerrar los ojos y sumergirse en la oscuridad de la memoria de los siglos,
Siempre es conmovedor penetrar a tientas en un sueño claro. 

sábado, 11 de agosto de 2012



Canta un pájaro no sé dónde
Debe ser tu alma siempre en vela
Que entre los soldados se esconde
Su canto me encanta y desvela

Escucha canta tiernamente
No sé desde qué rama canta
Mas noche y día eternamente
Semana y domingo me encanta

Qué decir del pájaro que ama
Su transformación milagrosa
Del alma que canta en la rama
De amor en cielo y cielo en rosa

Ave del soldado es amor
y es mi amor una hermosa niña
La rosa es menos bella y por
Mí solo el pájaro azul trina

Ave azul como el corazón
Azul que entre mi pecho llora
Haz que oiga tu dulce canción
La funesta ametralladora

Que restalla en la lejanía
Siembran astros con su canción?
Va así la noche va así el día
Amor azul como mi corazón

(Guillaume Apollinaire, Un pájaro canta)

jueves, 9 de agosto de 2012

Tenue


Tenue como la pálida luz que agoniza en el atardecer del mar,
Tenue como la lucecita que se prende y apaga en la lejanía;
Ser apenas el resplandor de un viento extraño,
Tener el silencio escrito en el reverso del corazón.

Os digo que es mejor ser tenue,
Desdibujada,
Creada en el laboratorio de Morfeo,

Pálida,
Irreal,
Inmaterial, 

figura clara en los espejos.

La sombra es esa aparente solidez de los objetos “reales”
La proyección del alma es el alma,
El cuerpo es el ánima

                                       del espíritu.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Primer brote de primavera



¿Habrá florecido el ciruelo de tu huerta?
¿Podrán mis pies desnudos borrar las pequeñas huellas impresas en su alfombra de pétalos?
La primavera es como un sueño compartido con un extraño,
una promesa que con la llegado del verano olvidamos.
Quitarme lentamente, con intención felina; el carmesí de los labios,
¿Para que esconder con maquillaje nuestros sueños?


Apago la vela con los ojos cerrados: a esta hora sólo deben brillar los espejos,
¿Pudiste detener el paso del tiempo en aquella hoja escondida
 en un libro de poemas de Li Po?
Se irrita la lámpara con la mano que la enciende y
no hay río que vaya a parar al mar sin antes haber pasado por mi puerta,
¿Habrá florecido el ciruelo de tu huerta?
¿Podrán mis pies desnudos caminar por su alfombra de pétalos? 

lunes, 6 de agosto de 2012

Ovillo dorado


Un ovillo de hilo dorado
es como un claro de luna o como
un anzuelo brillante en lo más profundo del mar;
su delicada hebra se fabrica con palabras como:
luz, rueda, ventana, luciérnaga y espejo;
su luminosidad nos ayuda a divisar la eternidad
 en lo más pequeño de la finitud,

Con él  se puede aprender el arte del olvido
a la vez que te ayuda a recordar,
Es cierto, desgarra, pero también es cierto: salva.

Su hilo brilla en el alba y hace que las horas se alarguen,
cualquiera puede tomarle o alumbrarse con él
pero sólo mis manos pueden tejerle;
tú dirás hay tantos hilos en el mundo,
¡de todos los colores y texturas!
Yo te digo: sólo el mío destella y guía en la sombra,

Te acercas a mi ovillo, te ciegas, lo sigues
Y al final comprendes:
El es como un espejo que traspasa el muro de aquel sueño que no logras recordar.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Soy mujer


Soy mujer
Brillante
Muda en la multitud
Instigadora de las palabras en la intimidad
Ciega en el interludio
Títere de los versos que quieren nacer
Hormonal
Fluctuante como la luna
Risueña de la primavera
Fatigada de invierno
Redonda en mis sueños
Lámpara que enciendo y apaga en la lejanía
Raya vertical sobre el horizonte
Estrella fugaz
Sol permanente.
Soy mujer
Útero del que puedo parirme a mí misma.
Y cómo todos voy caminando hacia la muerte
alimentando un fuego que un Dios mudo se empeña en apagar.