Follow by Email

lunes, 20 de agosto de 2012

Gesto



Un gesto,
Un toque con un guante de seda blanco,
Un dedo sin memoria que desencadena la caída de todo el dominó,
El tiempo rehace el silencio luego de un acto involuntario;
No sabíamos que la lluvia se precipitaría producto del grito,
Tampoco sospechamos que nuestra sangre se grabaría en la
piel de toda la humanidad.
Un toque con la conciencia adormecida y
 el bosque  dormido abrirá sus ojos
cerrados por la hiedra fantasmal.
El submarino no sabe de puentes y caminos
Busca la estrella luminosa en la inmensidad del mar,
Sin embargo, su ondulante movimiento engendra la tempestad
Que precipitará el cambio en una orilla distante

Donde un rumoroso movimiento
Precipitará
                 Una suave
                                 Caída a la eternidad          

No hay comentarios:

Publicar un comentario