Follow by Email

lunes, 28 de enero de 2013

Queja al mar



Que ondulante el mar en su cuna milenaria,
Y que petulantes se ven las gaviotas dando la espalda
Al desierto vacío.
Nadie respondía,
las primeras en desertar fueron las caracolas marinas,
Inmaculadas y mudas no darán respuesta.
Inquieta y con el traje desdoblado de la tempestad
Interpelo al horizonte, que como un abanico me devuelve al viento
Ese animalito alado e invertebrado que revuelve el espíritu de las hojas secas.

Océano sin padre ni madre,
Quita tu máscara de infinito,
Los peces conocen tu fondo,
¡escupe de una vez por todas tu misterio!

viernes, 25 de enero de 2013

El sueño de Ulises


El tiempo se acaba Ulises,
Como se acaba el agua del pozo de los deseos;
Este es tu sueño Ulises,
Y en él vas cruzando el tiempo que separa
La luz de las tinieblas,
Pero ¿podrás despertar sin la demacrada mueca
de la nostalgia?
Ulises, la hora que esperas se acerca,
El reloj es un puente extendido hacia tu tierra de pálidas nieblas,
¿pero acaso aún recuerdas a Itaca?
¿O ella es sólo un espejismo en las migas del mar?
Mañana la noche caerá blanca a tus pies
Y con ella las altas ventanas de tu esquiva patria.
¿Entonces, qué es el amor héroe del abismo?
Te lo pregunto de sueño a hombre,
Cómo lo harían los planetas a los lobos de la noche,
¿qué es aquella sustancia líquida que resbala
por tu corazón siempre ausente?
Oh si, ya lo sabes, el amor es una raíz amarga,
Esculpida por la oscuridad del interior de la tierra,
El amor no puede salir, y lucha por morder la superficie,
Se estremece presintiendo el calor del sol,
Y ha de crecer,
¡ha de ser majestuoso y frondoso!
Y como la hiedra ha de trepar por la muralla
De los hombres y de tu propio corazón.
Circe yace en la oscuridad de su hechizo,
Ella hará que abras los ojos entumecidos por sus afeites,
Ella te devolverá,
Será de noche, los cerdos abrirán las puertas del retorno.
Ulises yo soy tu sueño,
Y desapareceré con el vapor de la mañana,
Abre los ojos héroe del abismo,
Ya estás en tu tierra.

jueves, 24 de enero de 2013

Deberás amar al río


Una mano que desfallece
ha encendido una porción del cielo,
entonces notas que una lámpara
se cierne en un punto
distante de su inmensidad.
mientras, en la ciudad se adormecía la luz nocturna de los faroles,
derrotados por su falso resplandor.
Viste en un rincón lejano de una mañana que será
a un ciego pasar el hilo por una aguja pequeña y reluciente.
Alguien coserá los botones del destino sobre tu blusa gastada.

No era una estrella sólo era una bella lámpara oxidada,
Deseabas abrazar al mar y cubrirte con su manto salado,
Sin embargo, deberás amar al río
                                                Deberás amar al río.

El mago



Bajo la copa del árbol que ha de invertir el misterio,
Me encuentro a un señor dibujando el tiempo,
Bajo su sombra cristalina, 
la cáscara del corazón esconde los desechos de los sueños más extraños.

¿Quién profetiza la sustancia de los colores? Le pregunto en voz muy baja.

Y él se ríe,
Sólo se ríe,
aplaudiendo en el intersticio de dos islas, la hipocresía del mar.
Como un mago oculto en el umbral retiene la risa
Y la suelta en mi demudado jardín.

¡Qué cínico es usted señor! Le digo colgando mis pies desde la estrella más alta.

Al instante me responde con los ojos vendados,
asido al borde de su trapecio recién pintado.

Señorita, los lirios voladores la están alcanzando, no piense tanto en la resurrección de aquellas golondrinas del siglo pasado, ¡reme! ¡reme!

domingo, 20 de enero de 2013

He visto a un hombre remar


He visto a un hombre remando solo
por las aguas de un silencio agonizante,
lo he visto luchar pequeño
contra las grandes olas de lo irreversible.
¿Pudo usted señor, vaciar el ojo izquierdo sobre
la artillería de su propia redención?

Vi un hombre jugando con un remo,
revolviendo el principio desertor del río,
recapturando las entrañas de lo absurdo
y con un magnético gesto volverlas a soltar.
¿ya remó bajo el puente señor, acaso
logró unir aquellos dos puntos irreconciliables? 

Vi a un hombre tirar al fuego su remo,
ya a esas alturas florecido, muy vegetal,
lo vi descender del bote como quien desciende
de una estrella muerta
¿Señor, dónde está el tiempo simultáneo
que nos prometió el río, donde?

viernes, 18 de enero de 2013

Poder-querer (invertir)



En la comarca del desvelo todos se han dormido,
En el país de los soñadores todos han abierto los ojos,
Alguien ha cambiado el farol solitario de la tierra,
por el vientre siempre abierto del cielo.
Hasta ayer sólo ansiabas retornar,
volver entre dormidas y pretenciosas serpientes,
ahora sólo quieres permanecer con los gatos de la calle,
El que se perdió en las montañas
Hoy se encuentra en el mar.
La tortuga se arrastra sobre su desgastado caparazón
Y acelera el tiempo escondido en las cavernas milenarias.
La vida se hace afectuosa e invierte el sentido
Para que unos puedan volver a soñar
Para que otros quieran despertar.

miércoles, 16 de enero de 2013

Perdido en un sueño


Busco un hombre que se me perdió en un sueño,
un desconocido oculto tras un sombrero
en un rincón destartalado y mudo del tiempo.
Todo aquello que tocamos se deshizo al instante,
pues en aquel sueño no éramos reales.
¡Desde eso, ya hace tanto!
Le di el mar, él me dio el cielo
con la intensidad que se entrega el infinito
a un extraño en un sueño claro.
Querría alzarme nuevamente en la noche para alcanzarlo,
pero él es un tren que se aleja en la niebla,
un fantasma sin rostro que se hunde en las semillas del pensamiento,

Este hombre se evapora, exhalándose a sí mismo.

lunes, 14 de enero de 2013

Una risa tras bambalinas


¡Oh aquellos fantasmas en el teatro de los deseos!
Cuando los espectadores posan los ojos
en la languidez de sus formas,
sus huesos se desmoronan sobre todos los caminos perdidos.
Los párpados ocultos en las butacas se están evaporando
Y el tiempo quisiera declararse en huelga y huir al mar.
Tras bambalinas escuché una risa hexagonal,
ella quería abarcar  los cuatro puntos cardinales.
Tan sorda era en el primer acorde,
tan al borde de la nada en el final.

domingo, 13 de enero de 2013

Imposible



Giro redondeando las palabras,
las cuales surgen como olas dispares de un mismo río,
Giro al interior de mi propio interior,
Los velos pierden su utilidad en el agua.
¿Adonde?
¿Adónde he de esconderme
si todo me revela?

sábado, 12 de enero de 2013

Fragmentar el sol



Fragmentar el sol, 
para amurallar el tiempo y alejarlo de su precipicio.
Robar un rayo, como quien arranca un pétalo
envolverlo torpemente en papel celofán,
A sabiendas de que es sólo luz de vela
                                            Apenas miga de un gran resplandor.

viernes, 11 de enero de 2013

Ser...y estar


Despertar luego de cien años de sueños,
Luego de cien años de olvido.
Despertar tras la imposibilidad de seguir siendo un horizonte,
Con la certidumbre del cielo
Pero a instancias de la tierra húmeda.
Abrir los ojos y ser
…y también estar.




jueves, 10 de enero de 2013

Mediodía


El día atrapado en la mitad del día,
Es la hora en que te percibes entre el mar y el desierto,
Como si las únicas alternativas posibles de tu existencia fueran retroceder o avanzar.
La luz ardiente penetra por todos los poros de esta superficie envejecida
Y la eternidad se vuelve lenta, espesa como jarabe,
Piensas que es imposible, tal vez inconcebible creer que la noche ha de retornar,
Comienzas a ahogarte con tanta pasión del aire.
Tu humanidad se aclara
 y observas a los habitantes del dorado desierto de tus sueños:
Hombres, mujeres, niños, animales brillantes como espejos, insectos que te alarman.
Mis manos se vuelven de un color naranja rabioso
Las miro con extrañeza,
¿En qué instante el día se liberará de la pasión y comenzarán a declinar las horas?
el tiempo no es más que agua derramada,
Mediodía en el desierto: el triunfo valeroso del sol,
¿A quién le has ganado amado astro brillante?
¿A la luna, a los hombres, a Dios?
Sin embargo el sol sabe y por eso declina:
Sabe que el tiempo es el único vencedor en estas tierras doradas.

martes, 8 de enero de 2013

El elixir


Desechadas las banderas
Y aquellas murallas que cercaban
nuestras primeras tardes,
pudimos advertir que la poesía era el elixir,
la sustancia florecida de todos los afectos
 que como lluvia, desde el cielo nos llovía.
Entre las oscuras olas del mar se escondió su copa,
Y hasta nuestra orilla agonizante llegó,
Entonces la probamos, como quien muerde la manzana,
Y entonces todos los pájaros que sobrevolaron la luna azul,
Nos indicaron el camino.
Mira mis manos, dijeron las palabras.
Hablarás la lengua de la rosa y el río,
Y naufragarás una y otra vez
sobre un Mar recién bautizado,
Habrás probado el elixir de la palabra
que evoca el silencio oculto en la pianola,
Amarás la única cruz de nieve, aquella que evoca la belleza
Y la redención,
Descubrirás un día que no eres el poeta sino la poesía.



lunes, 7 de enero de 2013

Pensamiento líquido



Una dulce lluvia de oro ha caído en el desierto;
en un resplandeciente placer dorado
la vida empieza a desordenarse,
a descender invisible al ombligo de la tierra.
Vuelvo a mi interior y comienzo a empujar desde dentro,
entonces de mí centro brota una flor amarilla,
Es extraño-pienso
Uno toca las puertas del corazón y en lugar de abrirse una puerta
 algo florece.
Este es mi pensamiento y en el se configura el dominio del tiempo,
la idea se vuelve líquida y comienza a penetrar en la arena,
En ese lugar ha de surgir un jardín de flores amarillas.

domingo, 6 de enero de 2013

El devenir


La sucesión desciende por el río
Que como llanto nocturno humedece
Y alarga las sábanas del tiempo.
La única riqueza del devenir
Es el as de oro que has de sacar
 debajo de la manga del silencio.
Voy en mi bote seráfico
Tratando de descubrir los astros ocultos en el agua;
Miro la espuma impalpable de mis sueños
Y me abandono esplendorosa de falsos augurios.
No hay brújulas y los cuatro puntos cardinales se han hundido
en el algún punto del camino.
¿podrá alguien ayudarme a remar?

sábado, 5 de enero de 2013

El trampolín de las estrellas



Las estrellas están saltando en el cielo
Muy asustado por lo demás con la osadía;
Se desclavan para arrimarse sobre su sugestivo trampolín,
¿A qué coronar la quietud? Gritan rebeldes y vanidosas de su luz.
Ni la luna ni el sol pueden con tanta osadía,
¿Adónde hemos de llegar con todo este alboroto cósmico?
¿Adónde? dígame usted señor.
Tras bambalinas una risa hexagonal se escucha,
ella se burla geométricamente
 de los torpes movimientos de las estrellas,
Que extraña risa
                            Si muy extraña,
Tan sorda era en el primer acorde,
tan al borde de la nada en el final.

viernes, 4 de enero de 2013

Acrobacia mental



No va a las casas, ni tiene teléfono
Acepta imantación por medio del pensamiento.
(Gonzalo Rojas)

Acrobacia para el encuentro entre
Dos animalitos anacrónicos y vacilantes,
Una piensa en el misterio de las flores descascaradas,
El otro sueña con un espejo redondo oculto en el revés del mar,
Entonces ocurre el cruce de sueños y pensamientos.
Como una madeja en las garritas del gato,
O como algas ciegas en el fondo del mar
Se están enredando,
Y este experimento del río,
Que no quiere ser el único en llegar a su destino
La doble puerta de los sueños está abriendo.

miércoles, 2 de enero de 2013

Desnudar el alma



Desnudar el alma bajo la luz de todas las mañanas
Es una extraña acrobacia señores y señoras,
Girar Nobles deseos
Colgarse sobre puentes alados, que te llamarán al irte.

Desnudar el alma es saltar sobre redondeadas marionetas
Y manejarlas con geométricas palabras liberadas de la forma
Y entre piernas saltarinas que se alejan
Deshacer las telarañas muertas de pavor por tu acrobacia.

Desnudar la idea para que tu sombra sea un señuelo con el que atrapar el sol,
Luego te apagaras despacio y reaparecerás en el centro del trapecio,
                                                                                              [más brillante
Desnudar el alma para reírse un poco del cuerpo
Y que este comprendiendo, se ría con su perenne y hermosa sombra

A remar



¿Al aire o al agua?
¿Permanezco o me alejo de la improvisación pasajera?
¿Atraparás la libélula que revolotea en la indecisión del tiempo?
Mientras tanto recorto círculos en las inmediaciones del cielo
Y voy remando a instancias de un nacarado vector,
Mansa y serena;
Por ya no poder volar
Por ya no poder volar.

martes, 1 de enero de 2013

Promesas de año nuevo


Que en este nuevo año:
se balancee más la luna
que los espejos voladores nos delaten bajo los tigres invertidos del tiempo,
que la verdad tenga oreja y finalmente escuche nuestras verdades,
que la aurora duerma con el temblor de los más gigantes deseos.
Que el cielo no sea más perseguido por los banqueros,
no ser tan graves, reírnos más de la hipocresía del mar en el amanecer.

Qué los relámpagos nos besen en el invierno,
florecer en la noche más larga y fría del año
para no esperar tanto la llegada de la primavera.