Follow by Email

domingo, 20 de enero de 2013

He visto a un hombre remar


He visto a un hombre remando solo
por las aguas de un silencio agonizante,
lo he visto luchar pequeño
contra las grandes olas de lo irreversible.
¿Pudo usted señor, vaciar el ojo izquierdo sobre
la artillería de su propia redención?

Vi un hombre jugando con un remo,
revolviendo el principio desertor del río,
recapturando las entrañas de lo absurdo
y con un magnético gesto volverlas a soltar.
¿ya remó bajo el puente señor, acaso
logró unir aquellos dos puntos irreconciliables? 

Vi a un hombre tirar al fuego su remo,
ya a esas alturas florecido, muy vegetal,
lo vi descender del bote como quien desciende
de una estrella muerta
¿Señor, dónde está el tiempo simultáneo
que nos prometió el río, donde?

No hay comentarios:

Publicar un comentario