Follow by Email

sábado, 27 de mayo de 2017

Geografía interior


Confía en el espacio pletórico que bajo tu piel se esconde,
su delicado paisaje es dibujado por tu dios interior.
Geografía bordada de retamos blancos tu corazón
cada latido es una estrella que se apaga;
En alguna parte de ti se cierra la noche
y te deja sin salida;
La luna descarriada en tu ombligo se desvela.
En los corredores de tu eternidad la tierra espera que tus piedras florezcan
y que, inconsolables de colores, le den peso a los sueños más extraños.

viernes, 19 de mayo de 2017

El sueño del ruiseñor


El pájaro que desconoce el símbolo y sus puentes abstractos
soñó con la palabra ruiseñor,
Dormido, dibujó con el borde de sus alas
los contornos de aquel concepto circular
que como espejo recién pulido lo reflejó.
¡Oh el tiempo comprimido por la extensión circular
de aquella claridad!
¡Oh las letras como espejos multiplicando su identidad
en un bosque atemporal!
Al amanecer el ruiseñor abrió sus ojos abrazado a una rama,
como un naufrago de sí mismo,
con un sensación de abismo profundo en su garganta.

viernes, 12 de mayo de 2017

El retorno de Ulises


El tiempo de espera se acaba Ulises,
Como se acaba el agua del pozo de los deseos;
Este es tu sueño de Itaca,
Y con él vas cruzando la línea que separa
La luz de la tiniebla,
Pero ¿podrás regresar sin la demacrada mueca
de la nostalgia?
Ulises, la hora que anhelas se acerca,
¡Mira el reloj, es un puente extendido hacia tu tierra de pálidas nieblas!
¿Pero acaso aún recuerdas el corazón de Itaca?
¿O ella es sólo un espejismo en las migas del mar?
Mañana la noche caerá blanca a tus pies
Y con ella las altas ventanas de tu esquiva patria;
"No hay viaje sin retorno" susurran las olas del mar.
¿Qué es el amor bajo la superficie del tiempo héroe del abismo?
Te lo pregunto de sueño a hombre,
Cómo lo harían los planetas a los lobos de la noche,
¿qué es aquella sustancia líquida que resbala
por tu corazón siempre ausente?
Oh si, ya lo sabes, el amor es una raíz amarga,
Esculpida por la oscuridad al interior de la tierra,
El amor lucha por domesticar las piedras y morder la superficie,
Se estremece presintiendo el calor del sol,
Y ha de crecer,
¡ha de ser majestuoso y frondoso!
Y como la hiedra ha de trepar por la muralla
De los hombres y de tu propio corazón.
Circe yace en la oscuridad de su hechizo,
Ella hará que abras los ojos entumecidos por sus afeites,
Ella te devolverá,
Será de noche, los cerdos abrirán las puertas del retorno.
Ulises yo soy tu sueño,
Y desapareceré con el vapor de la mañana;
Abre los ojos héroe de todos los pasos perdidos,
Ya estás en tu tierra.

jueves, 11 de mayo de 2017

La palabra fábrica de olvidos


Despachadas las palabras
dentro de su sobre de aire,
Viajan sobre un manso silencio
hacia su único destino: el olvido.

Aeroplanos que naufragan
sombras quejumbrosas,
La palabra es una flor que al abrirse fenece
Un atardecer sin noche, pegado a la aurora.

Antes del pensamiento, mucho antes
el olvido pacientemente espera,
vacío y vestido de ausencia
con su repertorio de flores blancas.

domingo, 7 de mayo de 2017

Cuando escribo...


Cuando escribo en la superficie fría de los días
Surge de mi centro un rostro
Un algo que nos mira.

sábado, 6 de mayo de 2017

Oriental


Una alfombra de sueños de crisantemos en el bosque de bambú,
los pies le hacen confidencias a los suspiros que brotan blancos;
La luz es un velo de algodón, 
una llama antigua que cuelga en el teatro vacío de la memoria.
Bajo la colina dormida las flautas soplan como pájaros migratorios
y el sol se desploma en una fuente de mármol
 donde las flores de loto bostezan por el insomnio del tigre.
¿Quién enciende una lámpara en el torrente de este día?
El cielo se abre gracias a la mágica llave de la memoria
y solidifica una lámina de oro blanco sobre mi cabeza
¿Por qué la montaña parece tan vacía esta mañana?
Es el silencio que brota a borbotones de los labios del Oriente-explica el arroyuelo,
los árboles de durazno parecen decirme: Canta,  sorprende a la quietud,
Canta, pero has de abrir los ojos, este no es tu hogar,
Mientras el tiempo duerme de revés, una embarcación de sándalo te trae a nuestras tierras.
Dormida le hago una reverencia al bosque mientras las hojas de los árboles caen sin deseos de caer.