Follow by Email

viernes, 12 de mayo de 2017

El retorno de Ulises


El tiempo de espera se acaba Ulises,
Como se acaba el agua del pozo de los deseos;
Este es tu sueño de Itaca,
Y con él vas cruzando la línea que separa
La luz de la tiniebla,
Pero ¿podrás regresar sin la demacrada mueca
de la nostalgia?
Ulises, la hora que anhelas se acerca,
¡Mira el reloj, es un puente extendido hacia tu tierra de pálidas nieblas!
¿Pero acaso aún recuerdas el corazón de Itaca?
¿O ella es sólo un espejismo en las migas del mar?
Mañana la noche caerá blanca a tus pies
Y con ella las altas ventanas de tu esquiva patria;
"No hay viaje sin retorno" susurran las olas del mar.
¿Qué es el amor bajo la superficie del tiempo héroe del abismo?
Te lo pregunto de sueño a hombre,
Cómo lo harían los planetas a los lobos de la noche,
¿qué es aquella sustancia líquida que resbala
por tu corazón siempre ausente?
Oh si, ya lo sabes, el amor es una raíz amarga,
Esculpida por la oscuridad al interior de la tierra,
El amor lucha por domesticar las piedras y morder la superficie,
Se estremece presintiendo el calor del sol,
Y ha de crecer,
¡ha de ser majestuoso y frondoso!
Y como la hiedra ha de trepar por la muralla
De los hombres y de tu propio corazón.
Circe yace en la oscuridad de su hechizo,
Ella hará que abras los ojos entumecidos por sus afeites,
Ella te devolverá,
Será de noche, los cerdos abrirán las puertas del retorno.
Ulises yo soy tu sueño,
Y desapareceré con el vapor de la mañana;
Abre los ojos héroe de todos los pasos perdidos,
Ya estás en tu tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario