Follow by Email

sábado, 31 de mayo de 2014

Transformación del agua

Leonora Carrington

Florecía la superficie alada del agua
sostenía con la fragilidad de sus pétalos a la profundidad,
las hojas recién nacidas apuntaron directo a la muralla más interna de mi corazón.
¡Vengan a mí efímeros suspiros del agua!-dije quebrando el día
y el agua sólo florecía, se extendía...con la única intención de hacerse orilla atemporal.


jueves, 29 de mayo de 2014

Reina de Corazones

Christine de Pizán
Saluda
            La mano se confunde con la jugada
Florecen los corazones en el centro del agua
Cada latido es una noche que se apaga

La reina de corazones
                                   O de aeroplanos
Asciende, madura, se enciende
Vuela en torno al sol evaporado

Tenía yo un corazón en la bañera
Entre las ondulaciones del agua
Ahogó su tic-tac

Abre
        El paracaídas y cae en la mesa
Los jugadores hacen su acrobacia
separan el espacio de las partículas de tu corona

He aquí tu carta
                           O puerta o esfera
Diluida la victoria en el café
Revolviendo los corazones con las espadas

Tenía yo un corazón en la bañera
Entre las ondulaciones del agua
Ahogó su tic-tac


domingo, 25 de mayo de 2014

Eterno retorno

Rueda de la fortuna, Christine de Pizán

El vacío se traga el movimiento circular,
obliga a la quietud a caer de mar en mar en busca de una frontera redonda.
¡Tanta movilidad inútil en la continuidad blanca de aquel silencio!
Palpita la rueda bajo su agua de diamantes,
Se conmueven los peces ante el fulgor de tanto regreso abstracto.
Adentro del círculo todos los ríos se han evaporado,
Acaso queden  residuos de aquel imaginario porvenir.
La rueda esconde su misterio en el esqueleto de quien la empuja
Un ser de ojos vendados que convierte la igualdad humana en apenas una bengala,
un fatuo resplandor que enciende el triunfo del retorno.

viernes, 23 de mayo de 2014

Elegancia

Ceremony of the sun, Michael Parkes

No puedo explicarme de donde proviene esta lámpara
¿La puedes a ver?

Un viento extraño la apaga y dobla mi árbol interior.
Despójate de este invierno bruma, aférrate al brote temprano,

busca la vida que late en la matriz silenciosa de aquel faro.
Blanca como el olvido voy cayendo hacia dentro.
Es preciso olvidar con cierta elegancia. 

jueves, 22 de mayo de 2014

Caer sobre la forma

Codex Manesse, siglo XIV

Ahora a caer al fondo de la forma,
Nadar precipitadamente entre bocetos de estrellas,
Deslizarse sobre formas brillantes dibujadas en la orilla de un río
Que como espectros fascinantes nacidos de un alma nómada
Nos revelan que el tiempo es todo
y también es nada.


martes, 20 de mayo de 2014

La ventana abierta

Codex Manesse, siglo XIV

Una ventana abierta es lo más cercano al infinito en nuestra vida cotidiana,
es un puente entre la luz y las palpitaciones de tus raíces.
El viento dobló la torre de tus temores,
te obligó a agitar tus sueños y derribar la sombra que oculta la visión.
Señor, la ceguera es una serpiente que muerde la cola al horizonte.
La ventana cerrada equivale al estancamiento, a la codicia del alma,
Abrir una ventana es un acto de esperanza.
 

sábado, 17 de mayo de 2014

El mito del tiempo

San Jorge y el dragón, Michael Parkes

El tiempo es un dragón que devora todos los mediodías de infancia.
Es un mito que un dedo glorioso escribe en nuestro río interior,
su relato se impregna silencioso en las paredes de nuestro corazón.
Quisiste domar su trama circular,
Apagar el fuego fatuo que de él emanaba,
Sin embargo, el dragón no existe,
Sólo es una presencia invisible
Que lentamente te desangra.


viernes, 16 de mayo de 2014

Vegetación mental

Codex Manesse, siglo XIV

La flor creció en el centro de su pecho planetario
Transformó sus palpitaciones en signos blancos e intraducibles
La oscuridad se vistió de estatua verde para confundir su silencio frío

Vuestra vegetación mental tapizó lejanos sueños
Extensiones de sombras, cabellos y espejos ajenos
Aquel viento desordenó la imagen del tiempo estampada en tu espada

Separa astros de tinieblas
regresa a la flor que cuelga de tu lámpara muerta
su reino de pétalos planetarios recién comienza

miércoles, 14 de mayo de 2014

El dragón

Bernat Martorell

Un día el dragón escupirá el cielo en la oreja del tiempo
su fuego consumirá aquella sensación de olvido en la cima de mis palabras
Encenderlo todo, encenderlo enroscado hacia dentro

La lucha del tiempo con la orilla de nuestro presentimiento
hará naufragar la espada de la razón articulada en las palabras enmascaradas
ella caerá deshojada  en el abismo de tu corazón

Aquel dragón migratorio se lleva el primer sueño de la palabra
un puñado abstracto de símbolos quemados

domingo, 11 de mayo de 2014

El reino de la madera

La Dame a la licorne 

La mano universal del árbol cubrió de sueños la morada
Instó a las paredes a fantasear con los brazos extranjeros de un bosque derribado
La salvia extinta encendió cada imagen que brotó desde las ventanas

¿Quién escondió la voz del bosque en la superficie de los cubiertos de plata?

Nuestros pensamientos crujieron sincronizándose con el temor de la madera
Los pájaros muertos le decían a sus árboles metamorfoseados:
Tus venas verdes han sido maltratadas por aquellos dedos impacientes

Hay algo de sobrenatural en el silencio abstracto de tu forma domesticada

El tiempo hizo su nido en la silla vacía
Habitantes blancos colgaron de su arboleda fantasma
Y escupieron luces verdes, fatigadas de su propio esplendor

El árbol de tus deseos se ahogó dentro de tu alma

miércoles, 7 de mayo de 2014

Melusina

Melusina descubierta, Guillebert de Mets

Camina rozando las distancias con el borde se su sueño de lírica serpiente,
arrastrando aquellos sábados astrológicos de su  metamorfosis plástica,
el espejo vertical del cielo le devuelve un ojo con el que fabrica hilos de miradas
para tejer y destejer la esfera de su cuerpo mordiéndose la cola blanca.
Melusina, cae un pez,
se resbala de tus dedos de hada crucificada por unos enfermizos árboles
que sueñan transformarse en la madera de los sueños de Raimondín.
El cielo abrió el corazón de tu infancia podada por una lluvia verde,
las escamas bajo el sol de aquellas horas olvidadas
llenan de polvo tu blanco corazón.
Se arrastra el mar en mi cola de plata
Piernas de sombra son mis pasos
Soy todas las mujeres en mi espejo de plata
Siglos de siglos nuestra herencia de serpiente arrebatada
Tenía yo un corazón en la bañera
Entre las ondulaciones de su mirada fermentada
Ahogó su tic-tac.



domingo, 4 de mayo de 2014

El tiempo natural

Aubrey Beardsley

Fabricamos la luz en nuestros sueños
Como artesanos ciegos colgando del abismo
Sólo tú podrías sacarle el envoltorio al atardecer
Para tejer con sus hilos agonizantes tu armadura
La sombra es un temblor que agita tus cabellos internos
Sobre la piel el contraste de las estaciones
El día es una rueda que gira en el ombligo de un misterio
El tiempo enciende y apaga tu rostro como un relámpago
La noche esconde su secreto con las manos sobre el pecho




viernes, 2 de mayo de 2014

El bosque

                                                                                 Aubrey Beardsley


Estamos lejos del primer brote
El silencio despedazó aquel melancólico verdor
¿Recuerdas las murallas trizadas colgando de los árboles?
¿Viste acaso la inmensa selva al borde de tu pensamiento tembloroso?
Los cazadores se aferraron al corazón de la oscuridad para derribar
a la bestia simbólica que sobre un pantano florecía
Doméstica y embiste aquellos sueños furiosos
que martirizan la superficie verde de tus venas
Emblanquecen los árboles próximos al castillo recién nacido
Parido por una espada alba
Dos torres temblorosas domestican desde su frágil altura
el espíritu profundo del bosque