Follow by Email

domingo, 31 de agosto de 2014

Recoge el mar...

Rob  Gonsalves

Recoge el mar con tu suspiro despiadado
sincroniza tus sueños con el espíritu manso de su espuma.

Baja de las ramas blancas de tu submarino inmenso
Adentro de ti los peces esperan que tu horizonte se ahogue.

Las olas del mar se equilibran en el trapecio del tiempo
los horas caerán sobre el azar que nos saluda.

jueves, 28 de agosto de 2014

Caerá la noche

Marc Chagall

Caerá la noche para impulsar tu salida del huevo blanco de los recuerdos
Prosperará el asombro bajo la piel amarga de tu almohada
Verás como se evapora el juramento desde la boca de tu máscara laboriosa

Se quebrará la cúpula del tiempo en nuestras palmas vacías

martes, 26 de agosto de 2014

Te asomas

Marc Chagall

Te asomas al pozo donde se gestan mis palabras
Sin pausa alguna, pones tus manos en el borde arrugado de mi pensamiento abstracto;
¿Acaso comprendiste el mensaje que brota de mi armadura de agua?

Eres hermano de la nieve que cae desde los tejados de mi infancia,
Donde un astro es absorbido por la molécula de un árbol abatido,
Tiene que haber un latido seco en el umbral de tu herida permanente,
Un ruido que delate a tu fantasma galante.

domingo, 24 de agosto de 2014

Escondemos la victoria

Max Ernst

Escondemos la victoria bajo la bandera amarga de un envejecido reloj,
La frontera elástica de nuestra patria abstracta deshoja los planetas,
Ahora sé: yo soy el triunfo en una estrella inconsolable del fin del mundo.

La corona de la victoria ha perdido toda su intención circular
se alinean sus perlas y gemas en mi brazos.
Aquí nadie ha olvidado que la derrota es un ojo que cae en una profunda oscuridad.

lunes, 18 de agosto de 2014

Epidermis venidera

Paul Delveaux

¿Me ves estampada bajo la luz oscura
De tu sueño dominical?
¿Puedes verme?
El silencio sube hasta tus arcas
Te empuja hacia el centro mismo de tu corazón;
Estás llegando a la semilla envejecida de tu vuelo,
viajando entre rectos caballos
que te dirigen a la tela que estampará la versión final
de tu rostro,
único entre tantos,
violenta carrera hacia un doméstico reloj.
Mis sueños caen en el mar
Encuentran su destino en la profundidad.
Encendí el mástil al borde de un líquido abismo
¿Pudiste verme?
Si acaso no encontrara
Si acaso me perdiera entre las jarcias que cantan
Si acaso todas las olas negras que naufragan
Vinieran a mi encuentro,
Si mis sueños se ahogaran en la profundidad,
Si sus profecías fallaran;
O si acaso yo perdiera la llave que abre los párpados al mar;
Imagíname en un sueño blanco,
Contémplame bajo un árbol que enciende las estrellas,
Salvaje, ciega y a la luz de todas las lámparas
Epidermis venidera.




miércoles, 13 de agosto de 2014

La maquinaria del ocaso

Leonora Carrington

La tarde enciende su maquinaria irreparable
Sus piezas ajustadas bajo el agua se alargan
Un pájaro inmenso en su interior simula la muerte de un cangrejo

Queriendo imitar al mar el ocaso fabrica peces en el horizonte

También nosotros damos cuerda a nuestros sueños fatigados
Buscamos bajo la almohada el motor del silencio
Fabricamos rostros y gestos en serie bajo nuestros párpados cerrados


lunes, 4 de agosto de 2014

Cumbres Borrascosas

Paul Delveaux

Señorita Emily Bronte 
usted vigila desde su cama las sombras que recorren el espejo,
esta vez no ha de volver la luz que brota líquida de la ventana,
sólo ha de retornar la oscuridad perdida en el armario de una mansa soledad,
Hethcliff y Katherine recorren las páginas de un peligroso abismo.

Usted sabe, no hay amor eterno, 

sólo existe la tarde gris deshojándose en el trapecio del mundo. 

El viento le persigue, y usted, infructuosamente
 intenta huir de sus íntimos deseos,
el cielo se apaga y se encienden los sueños,
Cumbres borrascosas se cansó de representar la pulida tragedia de un amor de mármol
Hethcliff es un títere en manos de su dios gitano.

No hay amor eterno, 

sólo existen signos mágicos clavados en un árbol ajusticiado.

Avanza el viento y muere tímido en las cumbres, 

el  carruaje de las horas se aleja llevando un oscuro personaje que sueña con una morada,
él piensa: el fin del mundo es esta casa extraña. 

domingo, 3 de agosto de 2014

El tiempo es...

René Magritte

El cielo cae entumecido con las horas
La tierra, blanca, lo recibe indiferente.
Las raíces llenas de secretos
en el intersticio de los segundos se delatan.

Cierro los ojos porque la noche me obliga
El tiempo es la sombra de ese árbol imperturbable.

viernes, 1 de agosto de 2014

Abismo

Remedios Varo

Se expande mi silencio sobre el esqueleto del agua
El símbolo se contrae sobre mi piel.
El tic tac de tus palabras en la explanada donde habitan mis fantasmas
Se calla,
El corazón es un abismo que nos separa de la palabra.