Follow by Email

jueves, 29 de marzo de 2012

La sirena



La sirena abre los ojos en la profundidad,
Su reluciente cabellera desconoce el cielo insomne,
Mira por su basta ventana
Y contempla un círculo dorado,
No sabe que es el sol,
Los astros son gemas tan lejanas.
Criatura oceánica vas de orilla en orilla
Mordiendo costas en busca de redención,
En las noches a espaldas del mundo
 enciendes tu lámpara de nácar,
Iluminas el fondo del mar.
La sirena deja temblar las algas,
Decora su anhelo con la sabiduría de los peces,
Recorre distancias, millas de luz acuática.
En su jardín no hay abejorros asustados,
Ni flores espectaculares,
Sólo una perla y mucha sal,
Mucha sal,
La mirada a veces en la superficie.
Hay noches en que el  capitán del submarino
La llama,
Le convoca desde su retrato,
Con precisión enhebra sus palabras y
la llama desde su excesiva lejanía,
le dice: eres el mar,
ella que no es caracola, ni flor, ni pez,
Se entristece,
No logra atrapar la claridad de esa voz,
Y como si la búsqueda fuera un templo
Se hunde en si misma
Atada por un cordón de luz a la superficie.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Tiembla el cielo y la tierra



Tiembla el cielo espejándose en la laguna invernal,
tiembla y se estremece ante su propia inmensidad,
cubre su desnudez con nubes blancas,

bajo la hierba suave y fresca
la tierra desvía su mirada hacia adentro
desea acunar un niño de arena,

entre mi pelo se asoma un temblor
que  desplomado a mis pies
sacude al cielo y a la tierra.

martes, 27 de marzo de 2012

Coronación de Ariadna



Entro en la luz de la constelación que me adorna
El esplendor me hace sonreír,
¡Ah mano que corona! ¡OH constelación de estrellas del sur!
el cielo es un círculo que decora mi cabeza rendida al silencio,
Espero que la eternidad de mi destino aclare el mundo entero

Todo acontece en las alturas del cielo insomne,
la corona es un sueño en la vigilia
la embestida final al minotauro,
Ariadna suelta su ovillo, aturdida por el esplendor de la luz circular
Las translucidas manos se posan en sus cabellos,
 las galerías del laberinto se cierran,
Ariadna les da la espalda
sabe que no debe mirar hacia atrás, pues en ellas han de permanecer
Los cristales azules del frío y el miedo.


Adios laberinto de mis sueños,
Adios Teseo levantado en la codicia del tiempo
Me despido de ti ensoñación de niña que anhela salvar con su hebra dorada
Camino coronada hasta el fin del espejo
El sol brilla en la cúspide de su reflejo:
La sombra que corona
como ladrón, trepa  los muros abrillantados de mis sueños.

lunes, 26 de marzo de 2012

Pequeño grano de arena


¿Quién te sueña,
solitaria y olvidada arena que vas suspendida por el desierto redentor?
¿volverás al mar?
¿podrás retornar a tu distante orilla clara?
La arena suave y luminosa viaja y salpica al cielo
No hay viaje sin retorno pequeña  e indivisible
En el sentido de las agujas del reloj
hacia el mar has de regresar.

sábado, 24 de marzo de 2012


¿Qué diría el mar si resucitara?
¡Ah!,me olvidaba...Si,  me olvidaba deciros que el mar murió tan resignado
que nadie pudo hablar durante mucho tiempo, y murió aquella noche
en que Altazor tendió la mano a Isolda y ella volvió a su lámpara para hacerla llorar
y fue Altazor el que lloró...
(Vicente Huidobro)

jueves, 22 de marzo de 2012

Psique habla a Eros en el desierto



Cada día al despertar os he llamado Eros,
Pero tú eres sordo, impenetrable como una muralla de fuego,
Atraigo con la luz centellante de la tarde tu mirada originaria,
Pero tu cuerpo invisible es arrastrado por el viento,
¡Alza la tapa de mi corazón!
¡Colma con tus manos la noche de espejos del desierto!
¿Aún no te repones de tu ira de dios traicionado?
Sabes que no ha sido mi intención quemarte con mi lámpara de amor,
¿debo pagar así mi afición a la luz desdibujada de tu rostro?
Los dioses me imponen pruebas en su furia celestial,
¡OH fortuna cruel y advenediza!
Clasifico estrellas muertas y el vellón de oro es una aguja en este pajar de arena,
¿Qué más quieren de mi?
¿Queréis la belleza de Perséfone?
He de sentarme en el balcón del mar a esperar la noche
Y tú Eros ¿me llamas o me pides silencio?
Sin embargo, oigo el rumor de tus pisadas en la arena
Has de encontrarme sentada en mi balcón,
No volveré a quemarte con mi lámpara dorada;
Soy la búsqueda del alma que no se cansa
El fruto velado de tu amor.

lunes, 19 de marzo de 2012

Retorno al bosque


Ves de nuevo la luz que se filtra entre las hojas de los árboles,
te gusta sentir el vaivén del tintineo en la piel,
recortar las hojas de la memoria
Y encender el vacío luminoso.
Anhelas regresar,
quieres retornar al bosque de tus sueños,
Ese espacio verde y frondoso rodeado de pequeños pueblos.

¿Puede ayudarme a retornar al bosque?
¡Enfrentemos al río!
Crucemos el límite del desierto…

Escuchas el pitazo de un tren de otro siglo
Y un rumor de hojas secas se pega en tus oídos internos
¿Quién eres, sino una mujer que oscila entre
la arena y el musgo?
Quizás esa última hoja,
Ese último verdor se ha dormido
¿quién podrá despertar ese puñado de luces verdes?

El bosque estuvo entre nosotros,
Dormían nuestros sueños colgados de su arboleda,
¿podrás ayudarme a retornar?


viernes, 16 de marzo de 2012

Voy a encender la lengua



Si el lenguaje tuviera color,
sería verde,
fértil, profundo, enraizado.
Más ¡Dios!
¡Yo he de tornarlo dorado!
no ha de quedar letra sin destellar,
me propongo encender la lengua;
tornar aquel vago delirio nocturno
en una tela de palabras que se encienden;
 todo cambia,todo habrá cambiado
sin embargo, mi alma amarilla, como una estrella distante
te enviará señales luminosas.

sabrás que el tiempo insiste,
insiste
en volver todo blanco
sin embargo, yo haré brillar este mundo
de miembros sostenidos.
¡Ama la superficie que destella!
aprisiona las palabras que se encienden,
 este mundo de esclavos se vuelve impenetrable
cuando abrazamos la oscuridad,
¡que eternidad de lunas entre nosotros!
Voy a encender la lengua
No ha de quedar letra sin destellar.



jueves, 15 de marzo de 2012



Cuando lloramos sólo somos conmovedores,
Donde posamos los ojos estamos a lo sumo despiertos.
Nuestra sonrisa es apenas seductora,
Y si seduce, ¿quién la sigue?

Quien sea. Ángel, ¿me lamentó?, ¿me lamentó?
Pero, ¿cómo sería entonces mi lamento?
Ah, grito, golpeo dos baquetas, una contra la otra,
Y no pienso que me oiga nadie.

No por hacer yo más ruido sonará más en ti
Si no me sientes porque soy.
¡Alumbra! ¡Alumbra! Haz que de mi se percaten
las estrellas. Pues me desvanezco. 
(Rainer María Rilke)

miércoles, 14 de marzo de 2012

Anhelo de origen



En otra vida yo imaginé esta vida mía de versos y mareas,
me proyectaba en este rostro que entre lluvias, soles y lunas
navega hacia el interior,
En otra vida me estremecía por llegar a ser la anfitriona de mi alma
Y comprender el silencio del desierto en que vivía;
Pero entonces mi alma era pequeña
Y no era más que la semilla que presiente el árbol,

Hoy soy la madera que recuerda el primer brote
La casa que sueña con la selva,
Los pasos que buscan la primera noche frente al espejo
La luz de ese sentimiento mítico que se encendió como vela
Y me sostuvo en la matriz de la eternidad.

viernes, 9 de marzo de 2012

La clepsidra



Marcan con un pincel dorado las horas que se les arrancan.
Hombre hecho de agua
Mujer hecha de agua
Vuestro tiempo transcurre en marcas de líneas nacaradas,
¿Acaso no lo ven? El corazón es un espejo líquido
los refleja
los derrama.
Te veré hombre hecho de agua
Te veré mujer hecha de agua
los veré en un sueño con sus ojos enamorados
Voltearán el agua abrillantada de la clepsidra,
Será un acto deslumbrante
¡de luminosa eternidad!
más el tiempo no se detendrá,
Como un pez esquivo seguirá su curso,
Dejándoles inmóvil, 
parados en el mismo lugar.

martes, 6 de marzo de 2012

No te dividas


No te dividas como el mar de Moisés
Sé como el agua clara de los sueños
No fragmentes el tiempo;
Si te partes
divides el cielo,
Porque no eres un pedazo
¡no!
Eres la totalidad del cosmos,
Vuelve de la unidad
De la pequeñez de la partes
Retorna a la profundidad del TODO

Cuídate
De no amarme
Demasiado
- Dice la amante -
Pues retornarías
A ti mismo
El amor es redondo
(Malcolm de Chazal)

domingo, 4 de marzo de 2012

El mar



¿Quién es el mar, quién soy? Lo sabré el día
ulterior que sucede a la agonía.
J.L Borges


Si sólo pudiera hundirme en tu pureza mar,
Descifrar mi existencia en tu suave murmullo cristalino,
Dormir rendida entre sueños de mágicas almas
desprenderme de la ficticia superficie del cemento,
Palpar lo pequeño en lo eterno,

Yo soñaba contigo mar, allá en mis primeros días
Cuando la conciencia aún no me pertenecía,
de ti nacieron visiones milenarias:
Cuerpos en dirección de la luna tratando de alcanzarte,
Caracolas, algas seductoras, rumores de otro siglo.

Un submarino destellante contiene toda tu eternidad,
Habitantes fantasmas de un naufragio son tus ojos
Tú haces que la esperanza sea innecesaria,
Mirarte y cerrar los ojos, es como sobrevolar
En penumbras aquel paraje de la infancia.



 

 

 

 

viernes, 2 de marzo de 2012

A lo lejos te confundes



A lo lejos te confundes con aquello que tu mirada
aprisiona,
Eres el ojo y la distancia,
Tomas una mano,
Un rostro,
Los dibujas en la pared de tus sueños nacarados.
Avanzas hasta el borde del verso
Y te caes
desapareces
das la vuelta completa,
retornas a ti mismo
bajo el peso del recuerdo y el olvido;
sonríes
lloras
te enfrentas al espejo y adviertes que algo se aleja
y huye hasta un borroso infinito.