Follow by Email

miércoles, 26 de febrero de 2014

Revés

Michael Cheval

Bajo tus pies los infinitos ángulos del cielo
Sobre tu cabeza el desembarcadero de mis sueños
Haz cantar a tus cabellos
En las inclinaciones del tiempo

Deja que la mirada pegada a la ventana caiga

Tus ojos cerrando las distancias
-De una manera muy abstracta-
Para permitir que mis pies se alarguen sinuosos
Hacia la cima de la montaña que imaginaste

No hay revés que dure cien años

Desde esta perspectiva sólo se ve un horizonte lateral


lunes, 24 de febrero de 2014

Movimiento circular

Michael Cheval

Te pones la máscara blanca de la sucesión
para simular el gesto amargo de los años,
Das vueltas sobre ti mismo y muerdes la cola de tus sueños.
Tu tacto emigró desde tus dedos para acariciar el borde de la fuente,
El sentido mágico de la vida es el eterno retorno a la semilla,
No hay frontera entre el principio y el final
¿Comienzas o terminas?
Desembocas en el mar y de pronto eres río nuevamente
¡Desconcertante!
Cálido como los sueños tu tacto retorna a la mano
y con un movimiento fantasma recorre la figura circular del borde de la fuente.


viernes, 21 de febrero de 2014

Arco y flecha

Lady of the instant, Michael Cheval

Tensa tu arco para que las horas terribles se disparen
La trayectoria sigilosa espera bajo tus pestañas heladas
Dame la estricta precisión de la distancia
Las cicatrices del reloj en las rodillas del cielo
Abraza el espacio sobrante
Segado como heno por los recuerdos
Procura alcanzar el sueño de la flecha

miércoles, 19 de febrero de 2014

Criatura oceánica

La sirena, Charles Shannon

La sirena abre los ojos de la profundidad,
se asoma al metálico silencio de los peces
para colonizar el vacío del mar;
a los lejos divisa una lámpara,
una estrella de mar que fermenta al tiempo,
no sabe que es el sol,
los astros son gemas demasiado lejanas.
Su mar envuelto en brumas a veces le aleja,
le vuelve distante, 
como una criatura 
que viaja y busca su destino entre las aguas.
En las noches enciende su lámpara de nácar,
y el mundo se apaga.
La sirena decora su anhelo con la sabiduría de los peces,
se alimenta de distancias, de millas de luz acuática.
En su jardín no hay abejorros asustados,
ni líricas flores,
sólo el mundo en una perla y
mucha sal para hacer llorar al mar,
la mirada a veces en la superficie
para sujetar con su pensamiento abstracto las estrellas.
Hay noches en las que el  capitán del submarino
la llama,
le convoca desde el humo de su pipa alada,
le grita desde su excesiva y pálida lejanía,
y ella que no es caracola, ni enigmática alga
 Ni sombra de pez
se entristece,
no logra atrapar la claridad de esa voz,
y como si la búsqueda fuera un templo
se hunde en si misma
atada por un cordón de luz a la superficie.


domingo, 16 de febrero de 2014

Llegé

Rafal Olbinski

Llegué montada sobre una ola electrizada
Caí sobre una llanura parlante
Mis manos trataron de silenciar
Aquella queja de la lejanía
-era un alegato inútil- 
Me fui
          Me voy
Me iré
En busca del humo silencioso de una chimenea
Temblorosa
Lo encontré
Simulaba volver a ser madera
Quizás tronco o rama
Encendí mi falda para reinventar su combustión
Sobre aquella última ceniza
Ola
O estrella
Mis sueños envejecen y se arrugan

martes, 11 de febrero de 2014

Raíces

Raíces, Frida Kahlo

Primero tus ojos devolvieron las raíces
A su lugar
A la infancia venerable de la semilla asustada
Luego tus pestañas enmohecieron el movimiento
Para recordar
La playa incrustada en unos cabellos llorones

Pende mi sueño de tu oído
Alguna tarde llegará la imagen a vestirse
De todas mis palabras
Para que puedas escuchar
El murmullo crepitante de la forma
 Desafiando a la movilidad

La raíz se extendió sobre el mar
Para que tu ojo vacío perdiera el camino
De la semilla y su pasado diminuto

sábado, 8 de febrero de 2014

El dueño...y su dueño

Au premier mot limpide, Max Ernst

La tierra verde
 la montaña caliente,
El río acorralado
y su ruidosa corriente
La fruta brillante
La escalera
La lámpara
La pared blanca
La murallada cansada
El reloj (el tiempo encapuchado)
TODO TIENE DUEÑO
Mano que con furia de relámpago
Sujeta
Cuerpo que enmudecido se reconoce en el objeto
Y le saca escamas al espejo
TODO TIENE DUEÑO
La herida
El llanto
la faz del puerto llamando al barco
el barco
TODO TIENE DUEÑO
El dueño
Y su brazo
La mano
Y el reloj atrasado
CICLÓN ES TU ANHELO DE POSESIÓN
Y tu corazón libre
Emancipado
La cadena oxidada…arrastrando

martes, 4 de febrero de 2014

La muerte de las horas

Rene Magritte

Solo hay muerte para las horas bajo la extensión del mar
Las gaviotas se hunden puntuales
en busca de un jugoso reloj
que con su tic-tac las hará engordar
Sin embargo, el tiempo muere
Cierra sus ojos de lluvia copiosa
y ahoga su martillo insomne
Brotan árboles invisibles bajo las olas invertidas
la quietud se burla de nuestra movilidad