Follow by Email

domingo, 16 de febrero de 2014

Llegé

Rafal Olbinski

Llegué montada sobre una ola electrizada
Caí sobre una llanura parlante
Mis manos trataron de silenciar
Aquella queja de la lejanía
-era un alegato inútil- 
Me fui
          Me voy
Me iré
En busca del humo silencioso de una chimenea
Temblorosa
Lo encontré
Simulaba volver a ser madera
Quizás tronco o rama
Encendí mi falda para reinventar su combustión
Sobre aquella última ceniza
Ola
O estrella
Mis sueños envejecen y se arrugan

No hay comentarios:

Publicar un comentario