Follow by Email

domingo, 29 de marzo de 2015

Elegancia

Edgard Degas

¡Cuántas cosas nos han robado apagando con ello la lámparita frágil de nuestros sueños!
Tantos nos han robado que las noches del hemisferio sur nos parecieron tan blancas y
frías como las noches de Moscú...
Despójate de toda esa mezquindad geométrica, aférrate a las blancas rosas que maduran,
Blanca y circular voy cayendo hacia adentro;
Es preciso olvidar con cierta elegancia.

viernes, 27 de marzo de 2015

Prometeo

Gustav Moreau

El águila se alimenta de tus sueños blancos Prometeo,
te despoja de la corriente silenciosa de tus deseos.
Encadenado a un alma no a una roca
escupes los fragmentos de una falsa libertad.
Los dioses tejen su venganza bajo los párpados fríos del invierno.
Prometeo el viento se lleva tus artilugios
y los deshoja en el patio trasero de la humanidad,
el humo de la chimenea eternamente se hace vertical
para hacerte justicia en el intervalo de dos planetas.
Prometeo, el cielo nos ha quitado la memoria del primer fuego
los ruiseñores se han roto las alas para recordar;
Prometeo quítale a Zeus la imagen abstracta de aquella primera llama
¡Róbale el fuego a los dioses!




miércoles, 25 de marzo de 2015

Canto al sol

Max Ernst

Apaga la sombra
prolonga la pequeña luz de tus antepasados,
y cercano al esqueleto escucha el canto del sol
esa melodía reluciente que con su sonido crepitante
te anuncia que la mañana es un teatro viejo
que la misma blanca historia repite.

Vence el tacto sobre la silla vacía,
las manos se quedan esperando que la sombra reemplace a la madera.
Todos fueron a esperar que el sol gritara
que al menos una vez la luz y la palabra se hicieran una sola cosa
y que descollante el cielo se pusiera a cantar;
sin embargo, el cenit es sustancia de silencio y lejanía
y sus pájaros de utilería son mudos espectros a la espera del reloj.

La corriente del tiempo arrastra olvidos brillantes,
las ventanas veladas del sol se cerraron para no recordar.
Apaga el recuerdo
gira las tuercas del único astro que amarás;
sol laborioso,
armado en los sueños
embajador de una victoria que no vence.

sábado, 21 de marzo de 2015

En el centro de tu pecho crece...

Michael Cheval

La flor creció en el centro de tu pecho planetario;
Transformó tus palpitaciones en signos blancos e intraducibles.
Mi amor se vistió de estatua verde para confundir a tu frío silencio.

Tu vegetación mental tapizó sueños lejanos,
Extensiones de sombras, cabellos y espejos ajenos.
Aquel viento desordenó el rostro del tiempo estampado en mi espalda

Separa astros de tinieblas,
regresa a la flor que cuelga de tu lámpara dormida,
su reino de pétalos planetarios recién comienza.

sábado, 14 de marzo de 2015

Conocimiento

Remedios Varo

El paisaje se incrusta en mi ojo,
más tarde la memoria tejerá las sombras
con las que vestiré mis sueños.

Recuerdo el mar penetrando en la celda de mi cabeza,
mis dedos queriendo alcanzar el cielo despejado
el golpe de la lluvia fría en la ventana.

¿Dónde termina la forma, dónde comienzan los fantasmas
que en mi mente se fabrican?
En la penumbra y a tropiezos corro tras la forma,
corro buscando una frontera.


martes, 10 de marzo de 2015

Fórmula literaria

Michael Cheval

Tú quisieras
                   DESCIFRARME
Desmenuzar mi alma hasta lo indivisible;

Mientras, yo clasifico las hebras del mar en pares e impares
Y escribo mi fórmula en el espejo:
Mi alma no se descifra
                 Ella se DESENREDA.

martes, 3 de marzo de 2015

La profundidad del hada

Michael Cheval

Escondes la espesura de tus sueños en el corazón del bosque,
sin embargo, la caída imprevista de una hoja los delató:
El reloj oculto en el viento confirma que aquellas imágenes sólo despiertan en la oscuridad.
Inmóvil caes sobre un helecho que más parece un libro de astrología,
Los hilos de tu destino brotan de la tierra en busca del sol.

Es cierto, el hada apaga las relucientes y frías mañanas de tu infancia,
Te obliga a olvidar, quizás a descascarar la profundidad.
Tus sueñas con sombras de pájaros que aletean en el espejo para no tener que recordar.
Pero nada te pertenece, salvo las huellas de alguien misterioso que te sigue en la oscuridad.

El hada del inconsciente cierra círculos mágicos y oxidados,
Borra la cara de los relojes,
Cae en su propia profundidad.