Follow by Email

domingo, 25 de mayo de 2014

Eterno retorno

Rueda de la fortuna, Christine de Pizán

El vacío se traga el movimiento circular,
obliga a la quietud a caer de mar en mar en busca de una frontera redonda.
¡Tanta movilidad inútil en la continuidad blanca de aquel silencio!
Palpita la rueda bajo su agua de diamantes,
Se conmueven los peces ante el fulgor de tanto regreso abstracto.
Adentro del círculo todos los ríos se han evaporado,
Acaso queden  residuos de aquel imaginario porvenir.
La rueda esconde su misterio en el esqueleto de quien la empuja
Un ser de ojos vendados que convierte la igualdad humana en apenas una bengala,
un fatuo resplandor que enciende el triunfo del retorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario