Follow by Email

miércoles, 29 de agosto de 2012

Sombras del desierto


Aliosha Karamazov ¡como hay sombras hoy en el desierto!
Ellas se inclinan en el pozo de los deseos y me invocan,
¡que desazón, qué camino inútil sombras que he olvidado!
Tendida en la arena he de levantarme sin mirar hacia atrás,
Querido Aliosha, sé que tú también has llorado de colmado hastío,
¿Qué hemos de hacer con las sombras?
¿A dónde hemos de ir ahora que abrimos las puertas de aquellos astros luminosos?
Aliosha derriba las sombras que hacen de mi una estatua blanca,
Anhelo los espacios claros del amor,
La pequeña madrugada que contiene toda la vida,
¡No quiero ser el espejo de un anhelo que es como un palco!
Aliosha he de encender todas las luces del cosmos
¿pero quién ha de señalarme la vida en carne y no en sueño que
                                                                           d
                                                                               e
                                                                                   s
                                                                                      v
                                                                                          a
                                                                                              n
                                                                                                 e
                                                                                                    c
                                                                                                       e?
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario