Follow by Email

martes, 13 de octubre de 2015

Mujer dormida ante el espejo

Pablo Picasso

Cierro los ojos frente al espejo para que las nubes florezcan en mi interior
para que sus semillas etéreas  se hundan en mis entrañas;
me alejo de mis olas negras y caigo en un sueño sin celdas.

Cada sueño es la sombra de un astro interior.

Mi reflejo golpea la puerta de la morada de los peces
y me obliga a soñar con el indómito traductor de las olas del mar.

Mi espejo es el párpado de una estrella lejana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario