Follow by Email

sábado, 18 de octubre de 2014

Canción del Tiempo y el Espacio

Leonora Carrington

Recostada en un horizonte líquido 
comienzo a desmadejar la distancia, 
he ahí el cielo en constante vigilancia.
En las líneas de tu mano un espejo trizado,
la sucesión es un jardín evaporado.
Abre tu ventana, contempla el espacio nacarado,
tu umbral de tanto esperar esos pies se ha cansado.
De tu pequeño cielo no quiero ser un astro 
ellos sin previo aviso se apagan, no dejan rastro.
El tiempo nos oculta su inmutable rostro de alabastro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario