Follow by Email

viernes, 25 de julio de 2014

Eres un sol que en mi eternidad se apaga

Amanecer, Salvador Dalí

Eres un sol que se apaga en una llanura con ventanas redondeadas
Astro que se hace líquido en el balcón de la inercia
Tu espacio de piedra crece como el silencio en las manos de un infinito blanco

Tu luz coloniza una niebla fantasma
Hijo del fulgor de las estrellas
Sueñas con una sombra que jamás te alcanza

Por los alrededores de la noche tu eternidad se reclina
Obediente se entrega a los muros del reloj
¿Acaso lograste cerrar el paso a los lúgubres pájaros del tiempo?

Eres presencia que se apaga en una eternidad incomprensible
Polvo entre las ramas de los astros que de mis manos se escapan
Hunde la luz sus raíces en ti y en lo más profundo de tu oscuridad se adelgazan

No hay comentarios:

Publicar un comentario