Follow by Email

sábado, 19 de abril de 2014

El movimiento de los dedos del tiempo

La tienda de marionetas, Ann James Massey

Nuestro tiempo cae como fruta madura de un árbol sin raíz e insomne,
la gravedad vestida de sucesión empuja nuestros recuerdos hacia una alfombra fantasma.
El tiempo movió sus dedos implacables e hizo bailar los hilos de unos muñecos envejecidos
 "El movimiento fabrica la distancia en su laboratorio geométrico".
Las horas enblanquecen nuestra danza mecánica
acaso enfrían los cielos que aún no han nacido.

¿Lograste divisar al infinito deshojando como margaritas al movimiento?
¿Viste la sombra del reloj dibujando marionetas en mi espalda?

No hay comentarios:

Publicar un comentario