Follow by Email

martes, 20 de noviembre de 2012

Si acaso



¿Me ves estampada bajo la luz oscura
De algún sueño dominical?
¿Puedes verme?
El silencio sube hasta tus arcas
Te empuja al centro mismo de tu corazón,
estás llegando a la semilla desnuda de tu canto
viajando entre rectos caballos
que te dirigen a la tela que estampará la versión final
de tu rostro,
único entre tantos,
violenta carrera hacia el desvelo de una verdad.
Los sueños caen en el mar,
Están encontrando su destino en la profundidad,
Encendí mi lámpara espumosa
¿Pudiste verme?
Si acaso no encontrara
Si acaso me perdiera en el camino
Si acaso todas las noches muertas
Vinieran a mi encuentro,
Si los sueños se hundieran en la profundidad
Si sus profecías fallaran.
O si acaso yo perdiera la llave del jardín.
Imagíname en un sueño blanco,
Contémplame bajo un árbol sin frontera,
Salvaje, ciega y a la luz de todas las lámparas
Epidermis venidera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario