Follow by Email

jueves, 8 de noviembre de 2012

Apaga la vela, enciende el corazón


Apaga la vela,
no olvides encender el corazón,
tu río interior arrastra un espiral de silencio,
apaga la vela,
enciende lo que queda de razón.


No olvidar nunca: El corazón es sólo una lámpara de aceite

 que ilumina nuestro verdadero ser.
Cerrar los ojos, encender el interior

la verdad es un rostro revelado por una vela a punto de extinguirse.

Es tan humano cansarse...
Sonreír al abismo, declarar la huida del invierno.

Apaga la vela, enciende el corazón,
un sentimiento que huye como plumilla de cardo recubre tus venas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario