Follow by Email

martes, 4 de junio de 2013

¿Quién sueña a quién?


La oscuridad se traga al jardín,
la noche con su velo nacarado
está ocultando su demudada luminosidad.
Es la hora en que el jardín se apaga como una vieja lámpara,
 y sueña con el bosque distante.

El espíritu delicado del jardín se estremece ante la imagen
de las bestias salvajes y las feroces plantas de ojos acuáticos
que como espectros parecen hablarle.
Al despertar, su pequeño corazón decorado de rosas
se inquieta ante el instinto salvaje que como hiedra,
intuye crece en su interior.

 En otro lugar hay un bosque
que sueña con un jardín,
su melena copiosamente poblada de helechos hambrientos
se estremece ante la belleza domesticada,
su instinto se ahoga en el ojo de la fuente,
quisiera finalmente un día domesticarse,

ser amado, tal vez podado, por unas delicadas manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario