Follow by Email

miércoles, 20 de febrero de 2013

Dar la espalda



Le diste la espalda al tiempo,
Como quién le da la espalda a un navío blanco,
El reloj quedó detrás,
Más allá de las horas
Más allá de las olas.
En la noche cuando nadie lo ve, el espejo vuelve a la botella,
Y desde ahí directo al mar,
Pues siempre hay alguien que busca un rostro,
Como siempre hay alguien que da la espalda al tiempo.

Sabíais que el tiempo es redondo
¿Qué sacabais con darle la espalda?
No debiste temer la cólera de las manecillas del reloj.
Debiste desahuciar a tu silencio blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario