Follow by Email

jueves, 25 de octubre de 2012

El árbol dorado de la palabra



La palabra es la llave que abre el mar:
Sólo el símbolo nos ha de permitir nadar en el sueño profundo.
Me inclino,
Me inclino ante los significados que se alargan.
Cuando tus pies anden por la sombra de todas las montañas
Y mi rostro en tu mente sea sólo una parábola,
Recuerda mis palabras como faros o lámparas;
Yo estaré en la otra orilla del símbolo
Tejiendo y destejiendo letras con una hebra brillante
Abrazada a una estrella, con la medalla de los hijos del sol,
De aquellos que no nos bajamos del árbol dorado de la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario