Follow by Email

sábado, 23 de marzo de 2013

He sido



Yo fui sólo la llave del jardín,
jamás fui el sendero ni la fuente.
Yo fui el dedo que encendió el misterio,
jamás fui la ciudad con sus manos de cera.

Siempre fui la imagen que como bujía se encendía.
Mi alma navegante es lenta en arribar,
diríase que mi presencia se ahoga en la clepsidra
para que otros a medianoche, me puedan soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario