Follow by Email

martes, 19 de marzo de 2013

Jardín y olvidos


El jardín se olvidó de aquella paloma que durmió
sobre el cojín de sus lirios.
El jardín no sabe de recuerdos,
las semillas sólo saben germinar y crecer.
Tanto olvido entre la maleza y las flores,
sólo es dormir aquí, nunca es despertar.
El jardín es la infancia podada,
acechada por la hiedra.
De su centro emerge nuestro propio árbol de ciruelo,
 florecido y sin memoria,
imagen difusa que se desangra verde
entre flores fantasmas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario