Follow by Email

viernes, 28 de septiembre de 2012

Reflexiones del agua



Serena como el primer día de la flor
me arriesgo a derramar la marejada,
el día, mi cómplice, está claro en la superficie de la nada.

Ya habrá tiempo para desordenar el universo,
ya habrá sucesión para aquellos que olvidaron el espacio,
si fuiste sólo tiempo…deberás aprender a ser un lugar.

He visto la luz morir entre mis yemas,
he visto un caballo abrumador entre vuestras cabezas.
La libertad recién nacida se recuesta en la recámara del mar.

Después de todo ¿debemos reinventar el horizonte?
¿debemos?
Lucirás el vestido transparente que recortará el límite de lo venidero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario