Follow by Email

sábado, 4 de enero de 2014

Me siento a esperar

La villa de las sirenas, Paul Delvaux

¡Oh mis queridos sueños desvelándose en el horizonte nocturno!
El animal que duerme tras el mármol de mis párpados se sentó a esperar
el último de tus gestos sobre la brisa matinal
¡Uno a uno tus recuerdos se ensanchan bajo el alma!
Los años de tu ciudad natal cayendo sobre tu espalda,
tus ojos dicen que la sucesión es producto de su peso,
¿Acaso tu espalda se parece al universo?
¡Oh noche, me siento a esperar que se apaguen tus queridos fantasmas!
Y que florezca el infinito bajo mi almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario