Follow by Email

martes, 13 de junio de 2017

Sueñas, luego existes



Blanco tu corazón,
como los hilos largos de tu espera
que tejen y destejen las Hades griegas.
Abejas blancas zumban en el borde de tu razón
y anidan en el espejo blanco de tu abuela.
Sueñas, luego existes;
sin estilizadas metáforas mentales no hay reloj.

No hay comentarios:

Publicar un comentario