Follow by Email

lunes, 25 de noviembre de 2013

Coincidencia

Coincidencia, Remedios Varo

Coincidencias entre dos espejos que a media noche
se hacen líquidos
y se fugan en busca de sus rostros,
coincidencia de la pupila con una pestaña lejana:
un grito hizo derrumbar ambos ojos.
El viento que había despeinado tus recuerdos
agitó el techo de mi pensamiento arrugado.
Tu silbido se incrustó en mi pecera
en el momento exacto en que ambos extendimos las manos
para que la tarde se apagara
                    en la ventana de un atardecer de un año cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario