Follow by Email

domingo, 30 de abril de 2017

La dama de Shalott


La ventana se queja de tu sutil indiferencia,
las manos vuelan lejanas en torno a la tela,
tejer y destejer noches antiguas, prófanas,
jamás vividas ni recordadas...
El horizonte es una maldición porque detrás de él no hay nada,
ni futuro ni pasado,
sólo una estrella descolgada;
Camelot es el tiempo, el movimiento indestructible del río que te ha de llevar.
Lady Shalott, leyenda de una sombra blanca,
el mundito redondo reflejado en tu espejo
es una triste reducción de los deseos de hombres y mujeres llenos de pavor,
quizás la textura de tu soledad vista sus sueños de eternidad.
Dama de Shalott, la ley de las atracciones te arrastra a la vertiente de un amor,
un caballero que desplaza a las estrellas diseñadas en tu espejo;
Verás como la barca te aguarda:
El mundo es un río ineludible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario