Follow by Email

domingo, 24 de abril de 2016

Padre

Rene Magritte 

Padre, ¿dónde está el tiempo que ignoran nuestras palabras?
¿Dónde los recuerdos que guardabas en la flor de tu memoria?
Tu olvido es un pantano repentino en el que se hunde mi juventud
tu mente se está vaciendo y con ello mi corazón.
En este otoño se pasean los fantasmas de tus recuerdos
ellos se refugian pálidos y vacíos en el espejo nocturno que esconde todos tus rostros.
Un perro cojo enterró los vestigios de tu memoria en el jardín de mis sueños
En ese lugar floreció un tiempo blanco sin memoria.
Padre, esta lluvia del pasado está mojando mis zapatos
humedece las paredes grises de mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario