Follow by Email

jueves, 5 de febrero de 2015

Descender de la rutina...


El ritmo de la mañana desborda el movimiento de nuestras pestañas;
Los suspiros destemplados de los peldaños
Nos obligan a ascender,
Como chivos obedientes
A una cumbre de papel foliado.
Sin embargo, la gravedad con sus inmensas raíces nos reclama,
Nos invita a caer sobre flores estampadas de hermosas palabras,
Con regueros de luz salpicando las secretas sombras de nuestro corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario