Follow by Email

miércoles, 17 de junio de 2015

Esfera de juguete

Max Ernst

Oculta el infinito bajo tus párpados cerrados,
Deshazte de la necesidad de trascendencia que te corona.

El cielo bosteza, mientras en los vagones del tiempo alguien clava el ataúd del desierto.

En un sueño matinal tocaste el fondo del mar con la punta de tus dedos
Y de tu oído brotaron peces inmortales.

La eternidad es apenas un océano de calendario en tu memoria mecánica.

La orilla serena y blanca se enfrenta a la temporalidad del río
Cuya sucesión gira pequeña y victoriosa en su esfera de juguete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario